NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Arturo Gilio no ve cuándo se controle la pandemia 
Arturo Gilio no ve cuándo se controle la pandemia 

Arturo Gilio no ve cuándo se controle la pandemia 

 

Para salvar su ganadería, en la búsqueda de alternativas, ha tenido que vender toros Parladé a espectáculos similares al jaripeo en Michoacán y Guanajuato

 

ADIEL ARMANDO BOLIO

 

Luego de haber padecido durante 21 días las inclemencias del coronavirus en la ciudad de Torreón, Coahuila, el matador de toros retirado, empresario y criador de reses bravas, el lagunero Arturo Gilio, apenas el reciente sábado 1 de este mes fue dado de alta y lo primero que hizo fue irse, tras el confinamiento, a las playas de Mazatlán, Sinaloa, en compañía de su familia.

Por ello, una vez que regresó de tales vacaciones este jueves 6, logramos contacto telefónico con Arturo y es él mismo quien nos cuenta la historia:

“Así es, saliendo de una tienta en Torreón me sentí mal, me hice los exámenes, salí positivo y no hubo otra que encerrarme durante 21 días cumpliendo con todas las ordenes de los doctores. Una vez recuperado, le propuse a mi esposa e hijos que nos fuéramos al mar y así lo hicimos yendo a Mazatlán y ahora ya de vuelta estoy con las pilas recargadas para seguir luchando contra la pandemia”.

A nivel ganadero ¿cómo has sorteado esta época tan difícil del Covod-19?

“Ha sido muy complicado. Es el sector al que más le pegó la pandemia y ante ello he tenido que buscar vías para que nuestro ganado bravo, que es pura sangre española del encaste Parladé, no se vaya inédito al rastro. Obviamente para mí es mejor que se lidie, pero para salvar en algo lo económico he estado vendiendo muy bien varios toros a espectáculos similares a los jaripeos en los estados de Michoacán y Guanajuato. Y me he quedado con otros tantos para cuando se abran los festejos, pero ante la incertidumbre, he tenido que lidiar varios en el tentadero probándolos como sementales y sólo he dejado un par de ellos, además de adelantar la tienta de vacas para hacer la selección y lo que no sirva que se vaya al rastro para que ya no se queden comiendo, pero sobre todo sabiendo manejar la genética de la ganadería”.

Ahora -abundó finalmente Gilio- “lo que hay que tener es paciencia y aprender de la manera de cómo en España han controlado la pandemia, han abierto las plazas en algo de su aforo, se ha reactivado la economía, los protagonistas ya están ganando dinero, en menor proporción, pero ya lo están haciendo, mientras que en México la crisis está fuerte y no se ve para cuándo se pueda arreglar”.

DATO

Gilio dice que se debe aprender de cómo España ha controlado la pandemia, ha abierto plazas en algo de su aforo y ha reactivado la economía.