NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / CASTELLA y BARQUERO, de Arroyo Zarco, se funden en gran obra que concluye en indulto
CASTELLA y BARQUERO, de Arroyo Zarco, se funden en gran obra que concluye en indulto

CASTELLA y BARQUERO, de Arroyo Zarco, se funden en gran obra que concluye en indulto

FOTOS: GUILLERMO ESPINOSA y JUAN MANUEL CERVANTES

GUADALAJARA (Guillermo Espinosa, corresponsal).- Una gran tarde se vivió en la Plaza El Nuevo Progreso, donde el galo Sebastián Castella bordó el toreo con el gran ‘Barquero’ de Arroyo Zarco, ganadería propiedad de Fernando Pérez Salazar, que recibió el alto honor del indulto.

El francés se recreó de capa con ‘Barquero’, toro bravo y enrazado, que le permitió recrearse de capa ante el contento popular. El morito peleó con fuerza en el tercio de varas.

Con la muleta, Castella pergeñó templados trazos por ambos lados ante un burel que se quería ‘comer el engaño’. Fue un trasteo de gran verdad en el que el europeo se olvidó de que tenía cuerpo para torear con el alma.

Los aficionados, que registraron tres cuartos de entrada, pidieron el perdón del astado, que a la postre fue concedido.

Castella, de gesto serio generalmente, no pudo ocultar la sonrisa ‘de oreja a oreja’, cuando dio una triunfal vuelta al ruedo entre exclamaciones de júbilo. Antes, con su primero, tuvo silencio.

El tlaxcalteca Uriel Moreno ‘El Zapata’ silencio en su primero. Mejor con su segundo al que le cortó merecida oreja luego de lucir en el tercio de banderillas y tras una faena de poder.

El hidrocálido Leo Valadez, por encima de su lote, se hizo ovacionar. Su primero lo prendió de fea manera, afortunadamente sin graves consecuencias.

Los toros de Arroyo Zarco, de impecable lámina, dieron juego desigual. Destacó por mucho el segundo de Castella, de nombre ‘Barquero’, número 360 y 510 kilogramos de peso.