NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: Aunque me cueste la vida
Columna Alternativa: Aunque me cueste la vida

Columna Alternativa: Aunque me cueste la vida

Aunque me cueste la vida

Por Gustavo Mares

El diestro Lorenzo Garza Gaona sorprendió al iniciar una huelga de hambre justo afuera de la Plaza México, en tanto la empresa no lo programe para confirmar la alternativa en la segunda parte de la Temporada Grande.

La decisión no es sencilla. Es una apuesta importante. Asegura que ha hecho los méritos necesarios y que no es justo que no haya partido plaza en la monumental como matador de toros. Señala que no se moverá de ahí sin un contrato.

En redes sociales han sido más las voces a favor, que en contra. Mediáticamente, esta ‘bomba’ cae en el patio de la empresa capitalina. Si crece la ‘bola de nieve’ y los organizadores deciden darle la oportunidad, la expectación mediática podría verse reflejada en la taquilla.

Del otro lado está el hecho de que la fiesta brava es un negocio. A Garza Gaona le han tocado dos administraciones del coso grande y si al día de hoy no lo han programado sólo los organizadores, que arriesgan su dinero, sabrán la razón.

Será interesante seguir con atención el rumbo que tome esta historia que viene a refrescar las noticias taurinas, porque hogaño la mayoría de ‘coletudos’ se la llevan de forma institucional y son pocos los que transgreden las normas.

La huelga de hambre de Garza Gaona no es algo nuevo. La historia registra varios casos con finales diferentes.

Durante la época en la que el doctor Alfonso Gaona manejaba las riendas del coso grande, Roberto Ramírez ‘El Mexicano’ –no confundir con ‘El Oriental’ de mismo nombre y apellido- realizó una huelga de hambre. Incluso se ‘crucificó’ en la puerta principal, pero jamás fue tomado en cuenta.

En agosto de 1981 cuatro toreros realizaron la misma acción. La protesta la realizaron Jerónimo Ayala ‘El Puma’, Moisés de Portugal, Rafael Rivera ‘La Muerte’ y Rubén Quintero.

Justo a las dos semanas de iniciada la huelga ya habían ingerido más de doscientas botellas de suero. La reconocida revista Proceso le dedicó amplio reportaje. ‘El suero me pone nervioso. Psicológicamente no veo otra cosa que el suero, y a veces no coordino mis pensamientos, se me va la onda’ decía Ayala.

Los chavales se quejaban de que la empresa no los programaba porque: ‘Somos novilleros del pueblo, humildes y cree que comercialmente no redituamos. El negocio está controlado por gente que muchas veces no es taurina. Supuestamente, Alfonso Gaona es taurino pero nos damos cuenta que no, porque da oportunidad a puros recomendados, a juniors’. El empresario le dio la anhelada oportunidad, previa prueba en la plaza de Texcoco, a Moisés de Portugal y ‘La Muerte’. Fue De Portugal quien le llenó el ojo al empresario.

El maestro Miguel Reyes ‘El Niño de Biafra’ también se vio en la necesidad de llevar a cabo una huelga de hambre. El promotor le vio aptitudes y lo programó en el coso de Insurgentes en la parte seria de un espectáculo cómico-taurino importado de España en el que también participó el aquel entonces niño-torero Juan Pedro Galán. El caso de Reyes  es el de aquellos toreros con grandes cualidades, que fueron desaprovechados por las empresas.

Quien también hizo huelga de hambre fue el entrañable Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’, cuya historia hoy día es conocida por todos.

En la anterior administración, Manolo Ayala caminó desde su natal Aguascalientes al entonces Distrito Federal para pedir la oportunidad. El doctor Rafael Herrerías nunca lo recibió.

Habrá que esperar a ver qué rumbo toma la huelga de hambre de Garza Gaona.

Otros toreros que podría haber encabezado una huelga similar son: Paulo Campero, Luis Conrado, Juan Luis Silis, Nicolás Gutiérrez, Javier Castro, Luis Conrado, Antonio Lomelín y Edgar Badillo, entre otros.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Confirmará?