NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna ALTERNATIVA: Entre tazas de café
Columna ALTERNATIVA: Entre tazas de café

Columna ALTERNATIVA: Entre tazas de café

Entre tazas de café

Gustavo Mares

Por fin la empresa que dirige los destinos de la Plaza México dio señales de vida. Abrirá sus puertas el día 30 con la Corrida de Las Luces, festejo que se llevará a cabo por primera ocasión en el coso grande.

Llama la atención que tras el anuncio, fueron pocos los medios de comunicación, que le dieron relevancia a este festejo en el que se hará una procesión solemne con la Virgen del Rosario. Festejo que además será en memoria de las personas que han perdido la batalla en la lucha contra el Covid-19 y cuya cifra supera el medio millón.

La Corrida de Las Luces se llevó a cabo por primera vez en nuestro país en la Plaza La Taurina de Huamantla, el 14 de agosto de 2005.

El origen de la Corrida de Las Luces se encuentra en la Feria de Las Flores de Medellín, Colombia, donde se celebra ese festejo. Sólo que allá es en honor a la Virgen de la Macarena.

Edgar García ‘El Dandy’, quien hacía campaña en nuestro país, se encontraba en su tierra natal en compañía de su hombre de confianza mexicano, Martín Barreto García. Fue ahí, en su finca Las Arditas, donde intercambiando conceptos acompañados de dos ricas y humeantes tazas de café, surgió la idea de trasladar el festejo de Medellín a la Plaza La Taurina de Huamantla, que era manejada por el matador de toros en retiro José Antonio González ‘Chilolín’.

A su llegada a la Ciudad de México, Barreto García se dirigió a las oficinas que el torero en retiro y quien años más tarde resucitaría la carrera de Rodolfo Rodríguez ‘El Pana’, tenía por los rumbos de Aragón, donde escuchó con atención.

Fiel a su estilo y después de ‘escanear’ con la mirada al ‘mensajero’, sólo pregunto: ‘¿Cuánto más costaría montar la función?’ y aceptó, luego de escuchar la respuesta de su interlocutor.

Más tarde se sabría que ‘Chilolín’ y ‘El Dandy’ entrarían como socios en ese cartel en el que se anunció al tlaxcalteca Rafael Ortega y al aguascalentense Arturo Macías, para lidiar un muy serio encierro de Montecristo, ganadería propiedad de Germán Mercado Lamm.

El día del festejo, las calles estaban más concurridas de lo habitual. El diestro colombiano, que toreó ese primer e inédito festejo en nuestro país se hospedó en Tlaxcala capital, porque hacerlo en Huamantla y con la camioneta que llevaba hacia esa hazaña menos que imposible.

El torero, muy tranquilo, todavía se dio tiempo para comer algo muy ligero antes de enfundarse en el traje de luces. Lo hizo en la casa del guarda plaza. Ese día acompañé al sudamericano mientras se vestía de torero, labor en la que le ayudó el siempre eficiente Martín Barreto.

‘El Dandy’ estaba feliz, porque de alguna manera le estaba ‘regresando’ a nuestro país algo de  lo mucho que el nuestro le había dado en su profesión de torero.

Tal fue el éxito de ese festejo, que a partir de esa fecha se lleva a cabo año con año. En 2012 a iniciativa de pobladores y aficionados, la Corrida de las Luces fue declarada por el Congreso del Estado como Patrimonio Cultural Intangible de Huamantla.

Será con un festejo de ese tipo, que se reabra la Plaza México luego de más de un año de ayuno taurino. En el calendario taurino del coso más grande del mundo, la fecha del 5 de febrero tiene especial significación. Fue a iniciativa del doctor Rafael Herrerías Olea, que ese día se consolidó como una de las efemérides importantes del ‘México taurino’.

Qué bueno sería que otra fecha de gran relevancia se agregara a la agenda taurina nacional, pues suelen ser festejos que trascienden y se convierten en un evento social con gran repercusión mediática.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Podrá la Corrida de Las Luces afianzarse en el gusto de la afición capitalina?

error: ¡¡El contenido está protegido !!