NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: GOBIERNAN POR CAPRICHOS
Columna Alternativa: GOBIERNAN POR CAPRICHOS

Columna Alternativa: GOBIERNAN POR CAPRICHOS

Gobiernan por caprichos

Por Gustavo Mares

Comenzó la ‘descalada’ en España, lo que significa que las empresas de las plazas de toros al aire abierto, es decir no techadas, que así lo decidan, pueden dar festejos. Sin embargo, ahora mismo por la crisis sanitaria resulta poco viable la celebración de carteles porque no podrá haber una entrada superior al tercio del aforo, siempre y cuando no se rebase el límite de 400 personas.

Las autoridades hispanas, para las plazas de toros, exigen una distancia entre aficionados de nueve metros cuadros. Distancia que contrasta con los dos metros de ‘sana distancia’ que debe haber en ‘terrazas’ o bares al aire libre como aquí se les conoce. Hecho que soliviantó a los profesionales de la tauromaquia.

Desafortunadamente, el gobierno español ha demostrado su incapacidad para gobernar al país. Lo divide y quiere legislar con base en gustos personales y no siguiendo las ordenanzas de la ley. Prueba de ello es que el sector taurino, con ánimo partidista, ha sido excluido de las ayudas que el Ministerio de Cultura, a cargo de José Manuel Rodríguez Uribes, ha otorgado al sector pero discrimina la tauromaquia, espectáculo legalmente constituido y que genera muchos impuestos.

Es tan pobre intelectualmente el gobierno español, que promulga y promueve sus leyes de manera confusa para aplicarlas según su criterio.

Apenas este martes se abrió ‘una luz al final del túnel’ en todo este drama taurino y es que allá en la madre patria el gobierno hispano decidió eliminar, a partir del día 21, el límite de aforo en los espectáculos públicos para fijar como norma el ‘distanciamiento social’, que será de metro y medio entre personas. Además continuará como obligatorio el uso de cubrebocas , además de que quedan prohibidas las aglomeraciones en los eventos públicos y los espacios culturales.

Al respecto, el Ministro de Cultura dijo: ‘Tras el Estado de Alarma, con el RD-Ley que hemos aprobado hoy, en los espacios culturales y en los espectáculos públicos ya no regirán los límites por porcentaje de aforo sino el distanciamiento social (1.5 m), la obligación de mascarillas y la prohibición de aglomeraciones’.

Habrá qué esperar a que estas medidas incluyan a la fiesta brava, pues está visto que hogaño las autoridades españolas, como en muchos otros países, la tauromaquia se ha vuelto ‘moneda de cambio’ en las negociaciones.

Este sábado, profesionales del toreo y aficionados, se manifestarán en diversas ciudades españolas, la capital incluida, a favor de la tauromaquia, sus hondas raíces culturales y la gran cantidad de empleos que genera.

Mientras eso sucede en España, en nuestro país podría parecer que los profesionales taurinos ‘están dormidos’. Poco o nada se sabe en los medios de comunicación respecto a reuniones que puedan llevarse a cabo para encontrar el camino a seguir. Sin embargo, se sabe que estas juntas virtuales sí se han llevado a cabo, sin embargo quizá por estrategia no han dado a conocer algo a la prensa.

La desesperación de los profesionales de la tauromaquia de nuestro país es evidente. Aunque no se ha sacado a la luz pública, muchos ganaderos han mandado una importante cantidad de toros al rastro. Se dice que más de cien, aunque sin llegar al medio millar de reses como también se comenta.

Algunos criadores de bravo, con posibilidades económicas, han resistido el ‘parón de actividades’ con la ilusión de ver lidiar sus toros en una plaza. Otros incluso venden sus toros a precio de carne con la condición de que se lidien en algún coso taurino, lo que ha venido sucediendo, pero sin darle difusión mediática por todo lo que implica ahora mismo.

No dude usted, que una vez que lo permita el semáforo sanitario, entre agosto y septiembre si los cálculos más optimistas resultan buenos, podría comenzar la ‘descalada taurina’ en nuestro país.

Será interesante conocer de qué manera los profesionales mexicanos apuestan por salir de la crisis. Se menciona que podría haber una gran cantidad de carteles con toros hechos y derechos, con edad, y con toreros ‘hambrientos de triunfo’ dispuestos a salirle al mismo ‘diablo’ por no mucho ‘parné’.

Resultará también de gran interés conocer la postura de los toreros destacados de nuestro escalafón, -que no figuras pues éstas son las que agotan el boletaje-, por ver si levantan la mano para reducir sus honorarios considerablemente y alternar con los de abajo, con los que no tienen nada qué perder y sí mucho qué ganar, lo que resultaría de gran interés para la afición.

El significado de la palabra ‘crisis’, según el diccionario es ‘situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso’. Dicen los expertos en la materia que una crisis trae consigo también cosas positivas y es que se puede crecer siempre y cuando se aprenda de los errores.

La mesa está servida para iniciar de cero con una nueva fisonomía que no deje lugar a dudas entre los aficionados a la tauromaquia, que está visto son los que mantienen in situ este espectáculo.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Quiénes están detrás del misterioso silencio que priva en el ambiente taurino mexicano?