NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna ALTERNATIVA: Hechos, no palabras
Columna ALTERNATIVA: Hechos, no palabras

Columna ALTERNATIVA: Hechos, no palabras

Hechos, no palabras

Gustavo Mares

A principio de mes, en estas páginas, le dimos a conocer que ‘alternarían’ en la Monumental de Zacatecas como empresarios los ganaderos Manuel Sescosse y Armando Guadiana, quienes realizarían festejos por separado.

También le hemos comentado en más de una ocasión la falta de unión que existe al interior del gremio de profesionales taurinos, que ven por sus intereses personales pero que ignoran el bien común.

Un claro ejemplo de lo anterior es lo acontecido en Zacatecas, donde la empresa comandada por Sescosse dio a conocer que no daría la tradicional feria septembrina debido al incremento de contagios por Covid-19 en esta tercera ola que azota al país y al mundo.

Y de repente, apenas este martes, el también senador Guadiana dio a conocer la celebración de una corrida de toros en la monumental zacatecana para el día 12.

En algo tan ‘sencillo’ como la gestión compartida de un escenario taurino queda al descubierto que aquí cada quien jala ‘agua para su molino’ al tiempo que se manda a la opinión pública y a los detractores de la tauromaquia un mensaje que contrasta. Por un lado una empresa que dice no; y otra, que sí.

Ni siquiera es el tema de la pandemia y los contagios el que hoy nos atañe, porque cada quien, aficionado o no, es responsable de sus actos. Se ha comentado hasta el cansancio la importancia de usar cubre bocas y guardar la sana distancia, pero a muchos ‘les entra por un oído y les sale por el otro’.

En el caso del escenario zacatecano, ¿serán temas de afición, de egos, de negocios? Sólo los protagonistas lo saben y la razón que ambas empresas tienen para dar y no dar es respetable. Lo trascendente en este caso es que un hecho dice más que mil palabras y la ausencia de unión en la tauromaquia es evidente, lo que hace vulnerable a la fiesta brava.

Llama también la atención la falta de festejos menores en las carteleras taurinas en las que predominan festivales, corridas y ‘festejos privados’ con participación de diestros con alternativa. Pero novilladas son contadas, a pesar de que ahí se forjan ‘las fuerzas básicas del toreo’.

No hace falta ser experto en la materia para darse cuenta que muchos toreros importantes han hecho ‘mutis’ para apoyar real y decididamente la reactivación de la fiesta brava en nuestro país. Basta con ver las carteleras, las plazas y las ausencias para sacar conclusiones.

Cada día son menos los escenarios y los escaparates taurinos. Entre los profesionales ‘se tiran la bolita unos a otros’. Se culpan a diestra y siniestra, pero no hacen algo por remediar la situación. Desde antes de la pandemia la actividad taurina en nuestro país había decrecido considerablemente y con la crisis sanitaria todo se agravó.

Urgen adecuaciones y modificaciones a la manera de hacer fiesta brava en nuestro país para salir del bache en el que se encuentra. No sólo por el ‘bicho’ sino también por la ausencia de aficionados jóvenes en los tendidos, que cada día es más notoria.

Dicen que ‘los dichos de los viejitos son evangelios chiquitos’. Aquí, uno: ‘La unión hace la fuerza’.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Cristalizará el ambicioso proyecto que se pretende montar en el Estado de México?

error: ¡¡El contenido está protegido !!