NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: IMPACTA
Columna Alternativa: IMPACTA

Columna Alternativa: IMPACTA

Impacta

Gustavo Mares

 

Comenzó el Encuentro Mundial de Novilleros en el Cortijo Los Ibelles, en la zona esmeralda de Atizapán, donde actuaron mano a mano Sebastián Ibelles y Alejandro Adame, quienes cortaron sendas orejas.

Este festejo, a diferencia del resto que se montaron el mismo sábado e incluso semanas anteriores, tiene un toque muy particular porque cuenta con el apoyo decidido de la recién creada Asociación Mexicana de Tauromaquia, Arte y Cultura (AMTAC) que aglutina a los profesionales del toreo, es decir a las asociaciones de empresarios, ganaderos, matadores de toros y subalternos, además del colectivo Tauromaquia Mexicana.

El festejo que abrió el serial en el cortijo ubicado en la zona esmeralda de Atizapán es de alguna manera el ‘inicio oficial’ de la ‘descalada taurina’ en el marco de la ‘nueva normalidad’.

Aunque el peso de la responsabilidad en la confección de estos carteles recae en Raúl Ibelles es claro que la AMTAC participó también.

Para muchos, el festejo en el escenario mexiquense fue el primero luego de un largo ayuno taurino por culpa de la crisis sanitaria por covid-19 que azota al mundo y que en nuestro país ha cobrado la vida de más de 89 mil mexicanos.

Por lo mismo, el protocolo sanitario que se aplicó en el escenario de la familia Ibelles, por cierto grandes anfitriones, fue estricto aunque como todo en la vida siempre puede mejorar.

Al entrar al estacionamiento, un letrero grande y legible le da la bienvenida al aficionado. Es un recordatorio claro y llano de la situación que se vive, que concluye diciendo que la empresa no se hace responsable si se contagian de covid-19. Por lo mismo, recuerda el protocolo sanitario recomendado.

A fuerza de ser sinceros, impacta. Pero es real y cierto. Todos los trabajadores del cortijo mexiquense cumplieron las normas establecidas.

Justo cuando terminó el paseíllo, el doctor Jorge Uribe, jefe de los servicios médicos de la Asociación de Matadores, a través del sonido local, recordó el momento actual que se vive y pidió que todos acataran las normas de seguridad e higiene, lo que así sucedió.

Es una sensación rara. Es algo que jamás nos imaginamos. Pero así es la nueva normalidad.

Desafortunadamente no en todos los espectáculos ni lugares públicos se cumplen con los protocolos sanitarios, lo que ha ido elevando de nueva cuenta los contagios.

Con esto, llegará un reacomodo en el semáforo sanitario y los consabidos cierres para toda actividad pública, y según sea el caso, hasta para reuniones entre un determinado número de personas, lo que afectará la celebración de festejos taurinos.

Ahora mismo, suena fuerte la versión de que Zacatecas volverá pronto al semáforo rojo, por lo que se puede complicar la celebración del par de festejos que están programados para el 15 y 16 de noviembre. Sin embargo, habrá que esperar.

Lo que se antoja muy difícil siquiera de imaginar es la celebración de la Temporada Grande en la Plaza México, pues además de que la Ciudad de México también puede volver al semáforo rojo, ahora mismo el concepto de la sana distancia hace imposible la venta del derecho de apartado.

Lo decíamos la semana pasada: Mientras se pueda hay que aprovechar, porque si tomamos en cuenta lo que está sucediendo en Europa, no es descabellado que en algún momento volvamos todos ‘al encierro’.

Por cierto, la novillada sabatina de Ibelles será transmitida en vivo a partir de las 14:00 horas a través del 1530 de am, Éxtasis Digital, una estación de Grupo Radiorama. Narrarán Fernando Rosique Castillo y este reportero.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Cuánto tiempo nos durará el gusto?