NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna ALTERNATIVA: NO EXISTEN LÍMITES
Columna ALTERNATIVA: NO EXISTEN LÍMITES

Columna ALTERNATIVA: NO EXISTEN LÍMITES

No existen límites

 

Gustavo Mares

 

A diferencia de los toreros españoles, que ‘cuajan’ en su país a escasos años de haber tomado el doctorado, en nuestra tierra los coletudos tardan más tiempo en consolidarse. Es por eso que aquellos que tienen posibilidades de hacerse matadores de toros allá no lo piensan dos veces.

La media para que se consolide aquí un torero son diez años. Así ocurrió con el maestro Eulalio López ‘Zotoluco’ y está la hemeroteca para comprobarlo.

Los que por diversas circunstancias no tienen la posibilidad de viajar del otro lado del charco tienen que consolidarse como toreros en suelo azteca.

La fiesta brava en España está mucho más organizada que la nuestra. El gobierno está más comprometido, hay subvenciones y muchas otras cosas. Aquí suele no haber la organización que en la madre patria es regla. Es la manera de hacer fiesta brava y la forma en que se comprometen con la profesión, que no es fácil. El toreo es un apostolado.

Ahora mismo, en la escena taurina de nuestro país, el diestro José Mauricio está dando la cara. Para muchos aficionados de nuevo cuño, el capitalino puede ser ‘un rostro joven’. Pero el torero tiene ya catorce años de alternativa. Son 168 meses los que José Mauricio ha picado piedra.

En épocas recientes ha habido algún diestro que no aguantó la presión a escaso tiempo de haberse doctorado y tiró el arpa.

La irrupción tan fuerte de José Mauricio hoy día genera incomodidad en otros toreros, que mascan su amargura en la sala de su casa quejándose porque las oportunidades no llegan.

Aquí está lo interesante del asunto. El diestro se hizo apoderar por el ex novillero Alejandro Peláez. Esta dupla comenzó a trabajar en octubre de 2017. En apenas dos años su arduo trabajo se está viendo reflejando.

Es evidente que al final del día, todo se circunscribe a lo que el poderdante logre en el ruedo. Pero para hacerlo llegar ahí, al redondel, hay un trabajo muy bien desarrollado.

El apoderado, quien también llega a montar festejos taurinos, supo hacer intercambios inteligentes con otras empresas en las que había que hacer la inversión. No tirar el dinero, que eso es otra cosa. Invertir es diferente.

Aunado a lo anterior, esta nueva dupla le ha dado un valor muy especial a los medios de comunicación. Cada tienta o cada resultado, se encargan de hacer llegar a las redacciones el resultado fresco. Es mucho trabajo el que hay detrás del gran éxito que goza en estos momentos el capitalino.

Ahora todo queda en manos de José Mauricio. Las tardes que están por venir son más importantes que las anteriores.

Su comparecencia en los Festejos de Aniversario de la México, el 3 de febrero, al lado del valenciano Enrique Ponce y el hidrocálido Joselito Adame es de vital importancia para que pueda consolidarse de una buena y definitiva vez. Ya se puso ahí, donde dicen los toreros que ‘queman los pies’. Ahora, a mantenerse.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Qué les pareció la encerrona de ‘El Juli’ en Manizales?