NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: NOS HIZO FALTA TIEMPO
Columna Alternativa: NOS HIZO FALTA TIEMPO

Columna Alternativa: NOS HIZO FALTA TIEMPO

Nos hizo falta tiempo

Gustavo Mares

 

La pandemia de coronavirus que azota al mundo no le es ajena a la tauromaquia, que ha tenido que cerrar sus puertas en pro de un esfuerzo común a la par de la humanidad. Los profesionales del arte del birlibirloque se han tomado muy enserio el papel que juegan en la sociedad y por ende se han suspendido casi todos los festejos del país.

En la cartelera de la semana todavía hay algunos festejos que no han sido suspendidos. Pero la mayoría de las plazas abrirán sus puertas hasta que termine la pandemia. España, Portugal, Francia y el resto de los países en los que se practica la tauromaquia harán un paréntesis también.

En México se aplazaron las Ferias de Aguascalientes, Puebla y Texcoco, además de la suspensión de la temporada de novilladas y un festival taurino del Centro Taurino México-España en suelo aquicalidense, de las novilladas del Palacio del Arte de Morelia, del serial queretano de ‘El Salitre’, la corrida de feria en Irapuato y el inicio de la temporada en Ciudad Juárez, además de la campaña novilleril en la Monumental Plaza México y en el mismo escenario el Certamen ‘México Busca un Torero’ que involucraba a los cosos de ‘La Florecita’ de Naucalpan, la Monumental ‘La Luz’ de León y la Monumental ‘Alberto Balderas’ de Ciudad Juárez y de manera reciente se cancelaron festejos en Jiquilpan, San Pedro Tlaquepaque, Jerez y Arroyo en la Ciudad de México, en tanto que el de Cadereyta Jiménez se aplazó.

Son pocos los empresarios que se mantienen firmes para dar los carteles que tienen previstos esta semana y en tanto las autoridades competentes no decidan lo contrario habrá actividad el jueves en San José de Gracia, Michoacán, y el domingo en San José Villa de Allende, Estado de México.

Se avecinan tiempos complicados, no imposibles, pero sí difíciles. Sin embargo, no todo puede ser malo, pues esta pausa, bien encausada, puede servir para que los profesionales taurinos tomen aire y replanten nuevas estrategias para que la tauromaquia de nuestro país registre mejores entradas en todos los escenarios, que aumente su credibilidad y que genere en las nuevas generaciones los aficionados que hacen falta.

Habrá que analizar la manera, no de defender la tauromaquia de los ataques antitaurinos, sino de mostrarle al mundo sus bondades, porque el arte de lidiar reses bravas va más allá de lo que se circunscribe al ruedo. Trasciende fronteras y nutre otras artes, además de muchas otras actividades en la vida económica de la sociedad.

Habrá que esperar a que esta terrible pesadilla termine pronto. Mientras tanto el tiempo en casa se puede aprovechar de manera positiva.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Cuánto dinero relacionado con los festejos taurinos se perderá por el coronavirus?