NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: Por méritos propios
Columna Alternativa: Por méritos propios

Columna Alternativa: Por méritos propios

Por méritos propios

Gustavo Mares

Desde hace mucho tiempo no había una camada de novilleros mexicanos tan interesantes realizando campaña en España. Comandados por Isaac Fonseca, quien recientemente se ganó el prestigiado trofeo ‘Alfarero de Oro’ que lo acredita como triunfador de Villaseca de la Sagra, jóvenes toreros como el aguascalentense Miguel Aguilar, el queretano Diego San Román y el lagunero Arturo Gilio se abren paso del otro lado del océano.

Aunque se trata de las ‘filas menores’ el verles anunciados en diversos escenarios hispanos da cuenta del gran esfuerzo que llevan a cabo, porque en la madre patria no se regala nada. Lo que han conseguido los novilleros aztecas ha sido por méritos propios.

Aquí en nuestro país hay también muy buenos novilleros, pero que por diversas circunstancias no pueden ‘cruzar el charco’ para torear y se tienen que conformar con hacerlo aquí.

Desafortunadamente, la escena taurina mundial, ahora mismo gravita en lo que sucede en los cosos españoles y en segundo término los franceses. Es en contadas ocasiones que algo de lo que acontece en nuestro país impacta con fuerza en el viejo continente.

Ahora mismo, el torero americano más importante en Europa es el peruano Andrés Roca Rey, quien asegura constantemente y sin empacho que nació en Perú, pero se hizo torero en España. De no haberlo hecho así, seguramente habría resultado imposible que se colocara como ahora mismo lo está.

El mérito de estos cuatro toreros mexicanos aún sin alternativa, así como el de otros novilleros aztecas que se abren paso también en Europa es digno de encomio.

Desafortunadamente la Plaza México permanece cerrada y aunque hay versiones encontradas en torno a cuándo abrirá sus puertas, lo cierto es que no hay algo definido. Pero con cualquiera de esos cuatro nombres podría armarse una tercia muy interesante para presentarse en un escenario de relevancia como el coso grande.

Es también interesante el respaldo que tienen los jóvenes novilleros mencionados líneas arriba porque de alguna manera reflejan el esquema que se vive hoy día en la escena taurina de nuestro país. Fonseca, torero que ‘va por la libre’, sin pertenecer a las grandes casas de apoderamiento; Arturo Gilio, quien es representado por Casa Toreros, y Miguel Aguilar, además de Diego San Román, quienes tienen el apoyo de Espectáculos Taurinos de México.

Si estos cuatro toreros saben llevar bien sus carreras, y los astados les respetan, en ellos podría encontrarse la auténtica figura que la fiesta brava nacional necesita y de la que hoy carece.

Cada uno en su estilo: Aguilar, San Román, Fonseca y Gilio son fieles representantes del toreo moderno, que emociona sin trampas y que incluso hoy día atrapa a las nuevas generaciones porque es algo que se siente, antes que entenderse.

Algo mágico debe tener ‘el toro’, porque lo que uno menos imaginaría en esta época en la que a cualquier chaval ‘le da ansiedad que falle el wi-fi’ haya algunos otros chavales que abracen con gran vocación la carrera taurina, tan bonita pero tan complicada y en la que la palabra ‘comodidad’ brilla por su ausencia.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Quién de ellos tomará primer la alternativa?

error: ¡¡El contenido está protegido !!