NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: Qué triste lo de San Martín
Columna Alternativa: Qué triste lo de San Martín

Columna Alternativa: Qué triste lo de San Martín

Qué triste lo de San Martín

Gustavo Mares

El dinámico empresario José San Martín dio a conocer hace algunos días que retomará la Feria Nacional del Novillero, justo como fue en sus orígenes en el lejano 1976. Bajo su promoción muchos toreros se dieron a conocer e incluso algunos llegaron a consagrarse como figuras del toreo.

En la primera promoción que realizó se lidiaron vacas serias. Participaron algunos chavales que a la postre tomarían la alternativa, por mencionar un par de ellos: Alfonso Hernández ‘El Algabeño’ y Pepe López, padre.

A sus 78 años de edad, el empresario José San Martín marca la pauta y luego de anunciar un concurso de dibujo y pintura, hizo público que una vez concluida la pandemia retomará el concepto de la Feria Nacional del Novillero con chavales que aspiran a vestir de luces, lo que contrasta con el abrumador silencio que hoy existe entre los profesionales del toreo.

Entre su círculo más cercano aseguran que el serial que tiene previsto comenzar entre octubre y noviembre, según lo permita la crisis sanitaria, tendrá las ‘mismas carencias de aquel primer serial’, que con el paso del tiempo cobró tal importancia que surgieron patrocinadores poderosos que ‘se subieron al barco’.

San Martín, como muchos de los mexicanos, vive al día. Debe trabajar para conseguir el sustento. Sin embargo, atesora una afición que no le cabe en el cuerpo, la misma que le obliga a redoblar esfuerzos en el trabajo para poder montar este serial, que ha generado muy buenos comentarios entre los aficionados y no pocos toreros.

El promotor, labrado a la usanza añeja, no domina las redes sociales, trae un austero celular y debe pedir ayuda para enviar un correo electrónico. Aún así, se las ingenia y se encarga de estar en constante contacto con la prensa, sabedor de la importancia de la comunicación entre aficionados y profesionales.

La gran vocación taurina de don José contrasta con la indolencia de los profesionales taurinos vigentes, que suelen ‘esconder la cabeza’ y delegar responsabilidades a otros, sin darse cuenta que esa inacción actúa en su contra.

Por ello, más de una persona comenta ‘qué triste, lo de San Martín, porque tras su anuncio, ni un solo empresario se ha puesto en contacto con él para ofrecerle algún tipo de  apoyo’.

Habría que agregar qué triste lo de San Martín, que ni un solo ganadero se ha comunicado con él para ofrecerle vacas con algún plan de financiamiento.

Qué triste lo de San Martín, que al día de hoy no ha recibido una sola llamada de los matadores de toros para externarle su apoyo y darle la enhorabuena.

Qué triste lo de San Martín, que no ha tenido comunicación alguna de los subalternos dispuestos a cerrar filas y apoyarlo en la celebración de estos festejos.

Qué triste lo de San Martín, que ahora mismo no tiene un escenario definido para montar el serial novilleril.

Qué triste lo de San Martín si una vez sorteados todos los problemas que conlleva la celebración de un serial taurino no cuenta con el apoyo de los aficionados que se retraten en la taquilla.

Qué triste resulta que un empresario de la vieja guardia, sin apoyo económico y prácticamente ‘solo contra el mundo’ invierta su esfuerzo, su dinero y sus ilusiones, mientras los profesionales taurinos vigentes se desentienden de la difícil situación que en materia taurina vivimos en México.

Del otro lado de la moneda, qué alegría que hoy en pleno siglo XXI todavía existan empresarios románticos  y soñadores, que aún a costa de su bolsillo sueñen con impulsar a las nuevas generaciones de toreros.

Convencidos están muchos cibernautas y profesionales del toreo en lo individual, que si hubiera más ‘Josés San Martín’ la escena taurina mexicana hogaño día sería muy distinta a la que estamos viviendo.

Para concluir, hoy no habrá pregunta de la semana. Este día será el agradecimiento de la semana: ¡Gracias José San Martín por todo lo que desde 1976 y hasta el día de hoy aporta a la fiesta brava mexicana!