NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna ALTERNATIVA: Quizás, quizás, quizás
Columna ALTERNATIVA: Quizás, quizás, quizás

Columna ALTERNATIVA: Quizás, quizás, quizás

Quizás, quizás, quizás

Por Gustavo Mares

 

En un abrir y cerrar de ojos la temporada chica de la Plaza México atravesó su ecuador y este fin de semana se darán los festejos ocho y nueve de un serial que por reglamento debe estar integrado por doce carteles para poder poner a la venta el derecho de apartado.

La programación dominical no tiene desperdicio. Es un cartelazo novilleril en el que si la plaza grande no registra la mejor entrada de la campaña, entonces quién sabe qué se tenga que hacer para que los tendidos del coso grande luzcan buenas entradas.

Apenas el pasado domingo, estos tres chavales ‘incendiaron’ Guadalajara. La fortuna estuvo del lado de Diego San Román, quien enfrentó un bravo burel de San Martín, ganadería propiedad de Alberto Bailleres. A la postre cortaría orejas y rabo. Pero más allá de eso, lo verdaderamente relevante fue la emoción desbordada que generó este chaval, que antes de vestir de luces fue piloto de motocross.

El queretano se jugó la vida como hacía mucho no lo hace un novillero. Con el capote hubo un instante que al pegar una gaonera el burel quedó atravesado. Diego lo citó y no enmendó ni un centímetro, con un movimiento de capote burló la embestida. Impactante.

La cereza en el pastel, cuando con la muleta el astado se quedó a medio viaje. San Román estaba de rodillas y ahí lo aguantó hasta hacerlo pasar. Sus alternantes, Héctor Gutiérrez y Miguel Aguilar no se quedaron atrás.

Este domingo partirán plaza en el coso de Insurgentes, donde no dude usted ‘habrá golpes’ porque si bien llevan una relación cordial afuera del ruedo, adentro no hay amigos y saben que son muchos los llamados y pocos los elegidos.

Si las cosas ruedan bien, habrá todavía tres festejos más para que estos chavales, junto con otros triunfadores –hechos en México- porque hay que señalar que los toreros arriba mencionados han realizado importantes campañas europeas, donde alcanzan un nivel que en nuestro país, duele decirlo, es complicado que se pueda alcanzar. Aún así, hay chavales que en México han podido abrevar la tauromaquia y dejar un grato sabor de boca entre la afición, anote usted en este rubro al experimentado Sebastián Ibelles y a la joven sensación José María Mendoza.

El festejo del domingo podría ser el trampolín que lleve a alguno de sus participantes a tomar la alternativa en la próxima Temporada Grande de la México, cuyo elenco del derecho de apartado se dio a conocer apenas el pasado lunes a través de redes sociales.

Llama la atención cómo la modernidad se ha incrustado en ciertos aspectos de la tauromaquia, como por ejemplo la forma de anunciar el elenco de la campaña. Antaño dicho anuncio se hacía con una conferencia de prensa muy elegante. Resultaba un acontecimiento ‘socialité’ hacer acto de presencia en la presentación.

Ahora no. A través de redes sociales y con un boletín a media tarde es como se corrió el velo de la incógnita. Como siempre sucede, hay voces a favor y en contra. Toreros que son bien recibidos por la afición y otros que si no se presentan tampoco pasa nada.

En el renglón ganadero hay sorpresas como el regreso de la reconocida ganadería de Begoña, que ha venido cosechando triunfos importantes en provincia.

Se dice, sin ser oficial, que la temporada arrancará el 3 de noviembre con la participación de Enrique Ponce, quien llevaría por delante un caballista. Habrá que esperar, pero el calendario parece adelantar que así será pues si se dan dos festejos el próximo fin de semana se habrán celebrado once novilladas, lo que allanaría el camino para un cartel de triunfadores el día 27 y así, el primer domingo del ‘Mes de Muertos’ comenzar el serial mayor taurino en el que será muy interesante observar el rumbo que tomen las combinaciones, pues no hay que olvidar que la empresa de la México ganó el amparo que le permite montar combinaciones de mayoría extranjera, tema que parece olvidado pero que podría ser punta de lanza para reactivar la tauromaquia o bien, podría significar su puntilla. Sólo el tiempo dará respuesta.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Podría hogaño sobrevivir la fiesta brava mexicana sin toreros de importación?