NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna alternativa / Columna Alternativa: Una dehesa, dos caminos
Columna Alternativa: Una dehesa, dos caminos

Columna Alternativa: Una dehesa, dos caminos

Una dehesa, dos caminos

Gustavo Mares

Comenzó el interesante serial programado en la Plaza Silverio Pérez de Texcoco, donde la tónica es ofrecer ‘dos tandas por un boleto’. Serial que en su inicio marcó la pauta de lo que está resultando la ‘descalada taurina’ en nuestro país.

Había expectación porque días antes comenzaron a circular fotos de los toros de Vistahermosa, que serían lidiados en el escenario mexiquense.

Indiscutiblemente las imágenes daban cuenta de toros ‘hechos y derechos’. Llegó el día de la inauguración y sí, saltaron al ruedo imponentes toros de Vistahermosa. Tres ovacionados de salida.

Todos tuvieron imponente trapío, pero el que le correspondió a Luis Gallardo fue el ‘más’ del encierro y pudo haberse jugado en Madrid. Ese burel prendió de fea manera al hidalguense, que no sufrió graves consecuencias. Aunque asegura que está ‘molido’ hará acto de presencia mañana en Cinco Villas, donde se realizará una tienta pública gratuita.

Sólo se cortó una oreja en ese festejo matinal. El trofeo fue a parar a la espuerta del valiente Luis Conrado, quien se fue a portagayola y fue prendido de manera espeluznante por el toro. La Divina Providencia se hizo presente porque pudo ser muy grave.

Juan Luis Silis y Salvador López, cada uno con distinta personalidad y manera de interpretar el toreo, estuvieron muy por encima de sus respectivos toros.

Silis, torero de Iztacalco, es alumno directo del desaparecido Mariano Ramos. Apoderado por Fernando Rosique, atesora mucho poder en su muleta. En este resurgimiento de su carrera, el del barrio de Santa Anita comienza a retomar el oficio que se adquiere con la práctica. De haber estado fino con el acero habría sido el triunfador, pero el ‘hubiera’ no existe. Le aprendió todo al torero-charro, que tenía en la suerte suprema su ‘Talón de Aquiles’.

El caso del capitalino López es curioso. Mucho tiempo tocó puertas y pocas se le abrían. Decidió fundar el Taller de Tauromaquia de la CDMX y continuó entrenando. Pero dejó de preocuparse y de repente comenzó a sumar fechas.

Con el taller que dirige consolidado, torea para sí mismo sin la presión de triunfar a costa de lo que sea, lo que le lleva a transmitir mucho a los tendidos, porque antes que cifras o un retazo de toro, el toreo es arte, y el arte transmite emociones.

También actuaron en la matinal Brandon  Campos y Héctor de Ávila, quienes al igual que los diestros mencionados líneas arriba demostraron que han sido desaprovechados por las empresas.

Por la tarde, con los diestros consolidados en lo alto del escalafón también se jugó un encierro de Vistahermosa, pero que fue muy diferente en trapío a lo que se jugó por la mañana y tres de esos bureles fueron protestados por el público. Eso no quiere decir que no generen peligro. El valiente Sergio Flores, ante uno de los astados que no fue silbado, recibió un ‘cornadón de caballo’ del que se recupera.

Pero fue muy evidente el ‘cambio de ganado’ de un festejo a otro. Por la mañana, tres aplaudidos de salida; por la tarde, tres protestados. Y es que no es privativo de un solo serial, sino que es una medida recurrente en muchos escenarios en los que a mayor nombre del torero, menor tamaño del toro.

Se hablaba mucho antes de la ‘descalada taurina’ que en todos los festejos saldría ‘Chón Lagañas’, pero no siempre sucede así.

La tauromaquia atraviesa por uno de sus momentos más delicados. Dependerá de los profesionales taurinos que el barco pueda salir a flote.

Por cierto, el serial texcocano reacomodó las dos fechas al hilo que daría este domingo y las pasó para el día 31. El serial se reanudará el día 14 con actividad por la mañana y la tarde.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Cuántos festejos y con qué periodicidad habrá en la México?

 

error: ¡¡El contenido está protegido !!