NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna invitada / Columna Alternativa: UNIÓN o DESUNIÓN
Columna Alternativa: UNIÓN o DESUNIÓN

Columna Alternativa: UNIÓN o DESUNIÓN

Unión o desunión

Gustavo Mares

Oficialmente se realizó en nuestro país la primera corrida de toros en el marco de la ‘nueva normalidad’. Fue el pasado domingo en la bonita plaza mexiquense de Cinco Villas, donde gracias al esfuerzo de Luis Marco Sirvent, quien en compañía de su equipo de trabajo sorteó muchos obstáculos para poder montar el festejo.

Algo pasa con las transmisiones generadas en vivo, que de inicio tuvo algunos problemas, pero pronto los pudieron resolver. En un balance general, lo del domingo resultó positivo para el espectáculo taurino. La seriedad del encierro le dio gran verdad a lo que aconteció en el ruedo de Santiago Cuautlalpan, donde se sabe preparan algunos festejos más.

Se comenta que después de lo acontecido en Cinco Villas algunos otros organizadores planean un par de mini seriales, uno de novilladas y el otro de corridas de toros. Se menciona que podrían ser diez festejos en total a celebrarse en el Estado de México. Pronto habrá noticias al respecto.

Antes, hubo otros organizadores que comenzaron a allanar el camino para que el festejo de Cinco Villas pudiera celebrarse. En este rubro fueron las autoridades tlaxcaltecas junto con el criador Antonio de Haro y las agrupaciones taurinas los que ‘echaron a andar’ la maquinaria taurina para la reactivación.

El pequeño pero taurino estado trabajó de manera impecable para sentar los precedentes en la ‘descalada taurina’ en plena crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que al día de hoy se ha cobrado la vida de casi 84 mil mexicanos.

Hubo también actividad en el cortijo aguascalentense de Arturo Macías con muy buenos resultados.

Al mismo tiempo, Casa Toreros prepara un Centro Taurino de Alto Rendimiento en el que tendrán cabida toreros ya formados, pero con cualidades para destacar.

Aunque todo se mantiene ‘a piedra y lodo’ de buena fuente se sabe que se están preparando varios proyectos para reactivar la fiesta en cuanto las autoridades den su autorización. Da tranquilidad saber que los profesionales  continúan trabajando y pronto podrían dar a conocer información.

Claro que no en todos los frentes las cosas se han llevado a cabo con profesionalismo. En esta pandemia también ha habido algunos organizadores cuyas promociones han dejado bastante qué desear e incluso algunas otras ni siquiera se pudieron cristalizar.

Analizando la situación que priva en nuestro país en materia taurina y conociendo los esfuerzos que cada ente lleva a cabo de forma particular, la afición se cuestiona por qué no cierran filas entre todos los auténticos profesionales –no los ‘promotores’ improvisados- sino los reales, los de verdad.

Si dejaran de lado egos y orgullos se podría retomar el concepto de la ‘union’ entre todos para ‘tirar en la misma dirección’. Desafortunadamente, hoy día no existe una unión auténtica entre los profesionales de la tauromaquia azteca. Problemas internos entre las mismas agrupaciones, muchos de estos con tintes de venganzas personales más que de un interés auténtico de velar por los agremiados son la constante.

Es lamentable que pocos profesionales taurinos tienen una clara idea de la importancia de cerrar filas entre todos.  Una empresa sin toreros ni ganado, no sirve de nada. Lo mismo ocurre con los toreros si no hay quien monte festejos, y así se extiende la cadena. Pero el grueso de estos personajes no alcanzan a ver más allá de sus propios intereses, olvidando aquella frase tan cierta: La unión hace la fuerza.

Cuando parecía que en esta pandemia todos harían un alto para reflexionar y renacer con mayor fuerza, da la impresión que es todo lo contrario y sólo quieren aprovechar el momento sin pensar en el futuro.

El toreo en México, hoy más que nunca, tiene gran riesgo de desaparecer. Y parece que a muchos ‘profesionales’ poco les importa.