NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna invitada / Columna invitada: PARTIENDO PLAZA, por Adiel Armando BOLIO
Columna invitada: PARTIENDO PLAZA, por Adiel Armando BOLIO

Columna invitada: PARTIENDO PLAZA, por Adiel Armando BOLIO

Crece el sentimiento inhumano

Por Adiel Armando BOLIO

Amigos de la Fiesta Brava, mucho gusto en saludarlos. El tema que penosamente ahora nos ocupa y preocupa es el del crecimiento despiadado de algunas personas que se dicen protectoras de los derechos de los animales, mismas que han llevado a un grado verdaderamente peligroso el sentimiento de inhumanidad ya no solo en el ambiente taurino sino en otros ámbitos.

Sin duda, todo el alboroto que los anti taurinos de manera grosera y ofensiva han vertido en frases y epítetos pesados y desalmados en las diferentes redes sociales a raíz de la sentida muerte el reciente sábado 9 de julio en el coso español de Teruel del espada segoviano Víctor Barrio por el toro “Lorenzo” de la divisa de Los Maños, son algo que no se puede concebir en alguien que se jacte de ser humano. Eso más bien es de “bestias”.

Las ofensas en contra de la Fiesta de los Toros en general, hasta resultar inclusive afectados la esposa, ahora viuda de Barrio y sus familiares, han sido de verdad hirientes y de un malaje inaudito, tanto que mucha gente del sector político español se ha pronunciado en contra de todas esas prácticas irracionales que se escudan en el anonimato o en nombres ficticios.

Comentario aparte merece y la verdad es que halagamos de manera pública la actitud y respuesta, hasta con coraje justificado, que tuvo el diestro madrileño Julián López “El Juli” al afirmar por el mismo medio que lo ha hecho los cobardes, sistemáticos e inhumanos atacantes, concretamente contra un tal Vicent Belenguer Santos, un maestro que realizó en facebook un comentario hiriente contra Víctor Barrio: “¡Basta ya! Las autoridades de este país tienen que hacer algo. Esto es una discriminación social y un atentado a nuestra profesión y a nuestra persona. Esto es inhumano. Respeto a todo aquel que no le gusten los toros y respeto la libertad de expresión pero este tipo de comentarios son inaceptables en la sociedad que vivimos y tienen que tener castigo. ¿Qué persona puede hablar así de la muerte de un ser humano? Respetar el luto por un hombre que ha dado su vida por una profesión, el mismo que ha respetado cualquier otra profesión aunque no le gustara. El dolor de una familia hay que respetarlo como seres humanos. Y tú, ‘Maestro de la Consejería de Educación de Valencia’, eres un asesino, un monstruo, un inhumano e indigno de que ninguna persona se siente frente a ti. No tienes nada que enseñar a nadie y me dan pena las familias que tengan a sus hijos en tus manos. Eres un ser vomitivo e indigno. Y como él, otros ejemplos. ¿Quién protege de esto a una mujer que ha perdido a su marido? ¿Dónde está la justicia de este país?”.

Sin embargo, lo anterior ya no es privativo de la Fiesta de los Toros. Ya lo hemos visto recientemente a finales de mayo pasado en lo sucedido en el zoológico de Cincinnati, en los Estados Unidos, donde un niño de tres años cayó en la fosa de un gorila espalda plateada y éste lo trajo como “trapo” de un lado para otro en el agua y según un especialista en el comportamiento de los gorilas lo estaba preparando para matarlo, por lo que para salvar al niño se tuvo que aniquilar al simio y todos los protectores absurdos de los animales se fueron encima de quienes autorizaron y realizaron la ejecución cuando el infante tuvo que ser hospitalizado con graves heridas.

Y lo sucedido apenas hace unos días en la Ciudad de México, donde en su zoológico falleció un gorila, igualmente espalda plateada, de 25 años de edad. Pues ahora la Comisión de Derechos Humanos de la capital del país ha mandado investigar de oficio la muerte del antropoide que se llamaba “Bantú”. Sí, leyó bien, Derechos Humanos, es algo a lo que no se le puede encontrar una explicación lógica. En fin, el orbe, no sólo el taurino, anda de cabeza y por ello sigo recordándoles que “cuando la inteligencia humana y la irracional belleza animal se conjugan en la arena ¡surge el toreo! Arte y bravura en escena”.

error: ¡¡El contenido está protegido !!