NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Columna invitada / Columna TORERÍAS: Valores en el trato animal
Columna TORERÍAS: Valores en el trato animal

Columna TORERÍAS: Valores en el trato animal

Valores en el trato animal

Luis Miguel Martínez

Amigos, cerca de 500,000 perros y gatos son abandonados anualmente en el país. Sobre todo entre marzo y julio, después de haber sido adquiridos en Navidad, Día de Reyes o San Valentín. “El abandono es muy notable en los meses posteriores a estas festividades. A partir de marzo y hasta julio que empiezan los cachorros a crecer, si es que sobreviven”, dijo Emmanuel Pedraza, director general de la Asociación civil de Defensoría Animal recientemente a un medio de comunicación. Según la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies (AMMVEPE), hay alrededor de 28 millones animales domésticos en México, de los cuáles 70% se encuentran en situación de calle y esta cifra crece 20% anual. Los mexicanos adoramos tener animales en casa, así lo reveló el estudio nacional México un País Pet Friendly de Consultas Mitofsky, en el que 82% de los participantes dijo tener una mascota.

El perro es el animal favorito de los pobladores, pues 79% tiene uno. En segundo lugar, se encuentran los gatos con 29% de las preferencias. Si bien estas dos especies son las más comunes de encontrar en los hogares mexicanos, también hay personas que dijeron tener aves (11%), tortugas (6%), peces (3%) víboras o reptiles (0,5%) y roedores (0,1%). Pero en su mayoría, los animales concluyen sus días en el abandono y provocando serios problemas de salud pública.

Por otra parte, países como España, Corea del Sur, Japón, Portugal e Italia, pueden perder la mitad de su población (50%) en el año 2100, mientras que la población de mascotas para ese año podría doblar a la humana. En tanto que las áreas rurales para el 2050 se estima que habrá desertización cultural y geográfica irreversible, es decir no habrá población rural. De acuerdo con los datos que arroja la prestigiosa revista The Lancet, citando un estudio del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de Washington. Esto nos lleva a pensar que en los taurinos está la difusión de los valores éticos en el trato animal, el fin zootécnico para el cuál se tiene cada animal. La pandemia nos ha mostrado que muchas familias adquirieron una mascota por los sentimientos encontrados que provocó este confinamiento, sin tomar en cuenta que la crueldad hacia un animal está en una falta de vida, desarrollo y muerte digna. La fiesta taurina hoy tiene la oportunidad de difundir principios y darle sentido a una sociedad asustada que piensa que los animales son juguetes pasajeros.