NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Criadores de bravo españoles solicitan apoyo al gobierno por ‘dramática situación’
Criadores de bravo españoles solicitan apoyo al gobierno por ‘dramática situación’

Criadores de bravo españoles solicitan apoyo al gobierno por ‘dramática situación’

MADRID.- Los ganaderos de bravo han sido los últimos en alzar la voz por la “dramática” situación que atraviesan por la pandemia del coronavirus, tanto que la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL) ha pedido al Estado que les tengan en cuenta y les incluyan en las ayudas por esta crisis sanitaria.

“La crianza de bravo también está reconocida como Patrimonio Cultural en la Ley 18/2013 y, por tanto, debe ser objeto de la misma consideración y tratamiento que el resto de actividades culturales afectadas por esta excepcional situación”, manifiesta la UCTL en una carta remitida al ministerio de Cultura, a la secretaría de Estado de Economía y apoyo a la empresa y al Instituto de Crédito Oficial.

Además, la ganadería de toros de lidia genera “empleo verde y economía sostenible, y contribuye “a la fijación de tejido rural”, especialmente en aquellas zonas “más deprimidas” del país’, añade el escrito.

Por este motivo solicitan que estén también incluidos dentro de las líneas de financiación a los sectores afectados por la crisis sanitaria del COVID-19, aprobadas por el Consejo de Ministros y anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Los ganaderos de bravo son uno de los sectores de la industria taurina que peor lo están pasando por esta crisis sin precedentes y que ha paralizado la temporada taurina, lo que para ellos se traduce en un importante excedente de toros en el campo, que, de no lidiarse, podría desencadenar camadas enteras en el matadero.

No solo eso, sino que ese stock de toros tienen que seguir siendo alimentados y deben de seguir recibiendo los cuidados veterinarios precisos, un gasto que no hace más que aumentar el déficit de un sector ahogado también por un reglamento que impide la lidia de toros con una edad superior los seis años.

Javier Núñez, ganadero de La Palmosilla, asegura en su cuenta de Twitter que el panorama es “devastador” para ellos.

“A la imposibilidad de facturar hay que sumar una rebaja considerable de la PAC, los piensos en máximos históricos y, de retomarse la actividad en el verano, habrá un exceso de oferta que hará que los precios de los toros se desplomen a niveles peores que en 2008, siempre que no nos veamos obligados a reducir la población de cabezas de forma drástica. Una ruina”, considera el ganadero.