NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Detrás del ‘glamour’ y la cima del escalafón hay mucho trabajo: CALITA
Detrás del ‘glamour’ y la cima del escalafón hay mucho trabajo: CALITA

Detrás del ‘glamour’ y la cima del escalafón hay mucho trabajo: CALITA

FOTO: NTR TOROS | MANOLO BRIONES

‘Es algo que me gusta mucho, pero no es fácil. Muchas veces las personas piensan que todo es glamour afuera de una plaza de toros, pero no es así. Es muy duro, debe apasionarte y debes tener vocación’, confiesa el diestro Ernesto Javier ‘Calita’, máximo triunfador mexicano y líder del escalafón con casi cincuenta festejos toreados entre nuestro país y la madre patria.

Apoderado por José Luis Alatorre, este año que está por concluir, dividió su tiempo entre América y Europa. Entre corridas de toros y festivales ronda el medio centenar de actuaciones. En todas, el mexiquense ha sido base de cartel, lo que representa mejores condiciones en lo profesional.

A su arribo al hotel zacatecano de Tlaltengango, donde vistió de torero para cumplir con el último contrato de este año, el valiente mexiquense reconoce que más allá del ‘glamour’ que supondría torear de un lado y otro del Atlántico a lo largo del año ‘es difícil porque los viajes son extenuantes, también son peligrosos. Muchas veces tomas carretera a horas poco aconsejables. Viajar cansa aunque no lo creas. No comes bien. Pero es algo que nosotros elegimos y que es parte de la profesión. Lo tienes que hacer todo con profesionalismo’, reconoce el torero de Tlanepantla.

‘Aunque con el compromiso de Tlaltenango concluiré mi agenda de este año, inicio el año con actividad. Entonces para mí no hay cena de Fin de Año ni celebraciones con la familia. La carrera implica mucha responsabilidad’, confiesa Ernesto, quien actuará el día en San Luis de la Paz, Guanajuato.

Durante su campaña española tuvo actuaciones que cobraron especial relevancia mediática como el triunfo que firmó en Toledo o la gran actuación que firmó ante un serio encierro de la temible ganadería de Celestino Cuadri.

‘Tuve también la fortuna de cortar un par de rabos en España’, acota el torero, que atraviesa por un gran momento como artista.

Aquí en nuestro país ‘tuve tardes que recuerdo con especial cariño en San Luis Potosí, Huamantla, Ciudad Juárez, muchos escenarios que han permitido tener mayor progreso en mi tauromaquia’, comparte.

TRANSFORMACIÓN

Considerado por la afición y la prensa de todos los países taurinos como uno de los diestros con mejor técnica y oficio, hubo algún momento en su carrera en que parecía que podría haberse perdido como muchos otros matadores de toros.

Al respecto, con la madurez y tranquilidad que da el saberse en gran momento interior, el mexiquense confiesa: ‘Fueron muchos factores los que estaban haciendo que mi carrera no despegara. Cuestiones ajenas a lo que acontece adentro del ruedo. Por ejemplo, influyó que en la anterior administración no pude presentarme en la Plaza México’.

‘En 2015 llevó mi carrera Casa Toreros y pude sumar un importante número de fechas’, agrega.

‘Definitivamente sí pegó en mi carrera el hecho de no haber toreado en la México durante algunos años, hasta que llegó el cambio de administración’, señala.

BROMA O VATICINIO

Reconoce Ernesto Javier, quien vive intensamente en torero las 24 horas del día, que en 2017 cuando Feria Toro de José Luis Alatorre organizó un serial de corridas de toros en la bonita Plaza Conchita Cintrón de Atizapán le llamó el organizador para decirle que estaba programado.

‘Pero nunca había platicado con él. Su llamada fue como un tanque de oxígeno en mitad del océano, porque en ese momento las cosas no estaban bien. El día de mi presentación todo se dio a pedir de boca y logré el triunfo. Pero no supe más de José Luis… hasta que coincidimos en España’.

‘Allá lo invité a una ganadería, pero como los criadores de bravo son muy especiales en ese tema, le comenté que diría que era mi apoderado en México para que no hubiera problema. Y mira, tiempo después eso se convirtió en realidad’, comparte ‘Calita’, quien tiene también la nacionalidad española.

‘Aunque no éramos amigos ni mucho menos, como que había química, le dije que me apoderara. Al principio no quería, pero fue tanta mi insistencia que me dio el sí’, dice al tiempo que suelta una carcajada, a pesar de que en un  par de horas saldría a jugarse la vida.

Sobre las versiones que señalan que ocupa la cima del escalafón porque torea en las fechas que monta su representante, el mexiquense con la misma verdad de su toreo, dice: ‘De las cincuenta fechas que toree en el año, Feria Toro, que es la empresa de mi apoderado, sólo me habrá dado cuatro fechas. El resto las hemos conseguido como dupla de torero y representante’.

EXIGENCIA

Confiesa ‘Calita’ que a mayor responsabilidad en carteles, mayor exigencia en el ruedo y los tendidos.

‘Tus alternantes cambian y el público cada día te exige más. Es un proceso y estoy feliz de vivirlo. Quiero ser figura del toreo o llegar lo más próximo a ello’, apunta.

 

error: ¡¡El contenido está protegido !!