NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / El diestro luso MARIO VIZEU Coelho, derecho como el TORO y el TEQUILA (*Fotos*)
El diestro luso MARIO VIZEU Coelho, derecho como el TORO y el TEQUILA (*Fotos*)
El diestro Mario Vizeu Coelho. (Foto: @califadearagua)

El diestro luso MARIO VIZEU Coelho, derecho como el TORO y el TEQUILA (*Fotos*)

Fotos: @califadearagua

El diestro portugués MarioVizeu Coelho se forjó como matador de toros en España, pero por sus venas corre sangre mexicana. Es por eso que asegura categórico que tanto en la vida como en el ruedo, ‘hay que ser siempre como el toro y el tequila… derecho’.

Nieto del inconmensurable diestro lusitano Diamantino Vizeu e hijo del matador de toros Mario Coelho, desde los 17años de edad abandonó la comodidad de su casa para abrirse paso en la madre patria. ‘Llegué a España como novillero sólo con dos contratos y gracias a Dios esa temporada sumé 43 tardes’.

Para el diestro afincado en San Lúcar de Barrameda, México no es desconocido.  ‘Recuerdo que de niño mi papá se pasaba medio año allá y medio año en Europa’.

Mario Vizeu tomó la alternativa en agosto de 1999 en la plaza de Barcelona. Hace algunos años probó fortuna en México, donde alternó con diestros de la talla de Eulalio López ‘Zotoluco’, Rafael Ortega, Humberto Flores, Ignacio Garibay y José Luis Angelino, por mencionar algunos. ‘Desafortunadamente por mis yerros con los aceros no redondee los triunfos, pero las cosas se dieron bien’, apunta.

Decidió regresar al viejo continente, luego de que las condiciones que le ofrecían para continuar toreando en nuestro país no eran las adecuadas.

Aunque reconoce que España, al igual que Portugal, son países espectaculares para vacacionar, asevera que en el ámbito profesional todos los días es una guerra descarnada: ‘Estoy casado con una española, tengo un hijo español y amo este país. Pero en lo profesional está muy cerrado, si no eres hispano todo se complica. Aquí se compite mucho y eso está muy bien, porque si no hay competencia no hay espectáculo. No ha sido fácil, pero nadie dijo que sería sencillo’.

Confiesa que no olvida sus raíces: ‘Soy portugués, aunque me haya hecho torero en España. Cuando voy a mi país de origen me da nostalgia, porque está todo muy cambiado’, comenta el diestro de 41 años de edad.

El decidido portugués ‘no baja la guardia’ y confía que una vez concluida la crisis sanitaria retomará el paso. Sueña con confirmar la alternativa en la Plaza México.

Por último, y fiel a su concepto de vida, -como toro y tequila- abre su corazón y confiesa que con su padre, el diestro del mismo nombre, no lleva una buena relación familiar, sin embargo, como toreros se entienden ‘y lo respeto mucho’.