NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ‘El Papo’ en pandemia, entrena y ejerce el oficio familiar (*Fotos*)
‘El Papo’ en pandemia, entrena y ejerce el oficio familiar (*Fotos*)

‘El Papo’ en pandemia, entrena y ejerce el oficio familiar (*Fotos*)

En su época de novillero, el matador de toros yucateco Ángel Lizama ‘El Papo’ aprendió, gracias a su abuelo y a su padre, el oficio de la herrería. Nunca imaginó que años después, ya con alternativa, echaría mano de lo aprendido durante una crisis económica por problemas sanitarios de covid-19.

Desde hace cuatro meses, el valiente torero del sureste mexicano trabaja en la herrería ‘para generar algo de dinero, porque por aquí está todo parado. De hecho hay una especie de toque de queda, porque no puedes salir a la calle porque te multan e incluso te pueden llevar a la cárcel’, señala vía telefónica desde la blanca Mérida. En lo taurino la cosa está fea. Los contagios van en aumento’.

‘Hay ley seca que se extenderá hasta el 17 de septiembre. La cosa está tan complicada que ferias a celebrarse en enero no se darán. Sin ser experto en la materia, sino como cualquier persona, creo que por lo menos aquí la cosa se regularizará entre febrero y abril’, agrega ‘El Papo’, quien luego de trabajar en la herrería entrena de salón en su casa, porque todos los parques públicos están cerrados.

El yucateco espera que pronto pueda desplazarse al centro del país, ‘en cuanto se pueda, porque ahora mismo está complicada la situación por estos lados. Mi intención es ir al centro del país, a tocar puertas con las empresas y los ganaderos’.

Su más reciente actuación, previo a la pandemia, tuvo verificativo el pasado 14 de febrero en Tecoh, Yucatán.

Acostumbrado al toro ‘hecho y derecho’ como el que suele echarse en los ruedos del sureste mexicano, Ángel Lizama señala que aunque desde febrero no viste de luces no ha dejado de prepararse, pues sabe que tarde que temprano las puertas se abrirán y hay que estar listo para aprovechar la oportunidad.

EL DATO

Dentro de los trabajos de herrería que ha hecho el diestro Ángel Lizama ‘El Papo’ durante la época de crisis sanitaria se cuenta un gran portón de cinco metros de alto por quince metros de largo.

‘Fue gracias a mi abuelo y mi padre que aprendí la herrería. Ellos me enseñaron a soldar y todo el oficio. Ahora que empezó la pandemia y que todo cerró de aquí he podido generar dinero. Afortunadamente aún durante la crisis sanitaria hemos tenido trabajo. Llevamos cuatro meses al hilo con trabajo’, comenta.

ALTERNATIVA

Torero valiente y bullidor, el diestro Ángel Lizama ‘El Papo’ tomó la alternativa en Xmatkuil, Yucatán, donde tuvo como padrino al capitalino Christian Aparicio y como testigo al diestro local Michel Lagravere ‘Michelito’, con toros de San Salvador. El burel de la ceremonia llevó por nombre ‘Ansioso’, número E-72.