NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ‘El toreo es liturgia’: Diego Silveti
‘El toreo es liturgia’: Diego Silveti

‘El toreo es liturgia’: Diego Silveti

Fotos: Geemepe

 ‘El miedo se siente de diversas formas. Todo depende de cómo esté uno preparado. A veces te nubla los pensamientos, a veces se manifiesta de manera más expresiva, se seca la boca, tienes un nudo en el estómago, puedes temblar, sentir angustia. Te puede paralizar. Son muchas las maneras que todos lo hemos experimentado. Hay veces en las que es más ligero y no necesariamente se manifiesta de esa forma. A mí me ha pasado’, reconoce el diestro Diego Silveti, quien este domingo actuará en la México.

Miembro de la importante dinastía que inició su bisabuelo Juan Silveti Mañón ‘El Tigre’, agrega que: ‘Cuando estás solo en tu habitación es cuando más sensible y volátil estás, ahí suele manifestarse. Te acostumbras al miedo. Es tu aliado, tu compañero de mil batallas. A veces lo vences, otras él te domina. Sin embargo, como decía Juan Belmonte hay que plantarle cara porque siempre está presente. No hay torero que no sienta miedo al toro, a un percance, a perder la vida. Y después, a no estar a la altura de tus sueños, de lo que esperas, de lo que la afición anhela. El miedo te incita a sacar lo mejor de ti. A sobreponerte a cualquier cosa. Por el miedo superamos los límites’.

La diferencia ‘al resto de los mortales’ con los que visten de luces es que ellos se imponen a sus miedos, aunque en eso se les pueda ir la vida misma cada tarde de festejo: ‘Para imponerte a todos esos temores hay mucho trabajo sicológico, desde luego, también físico y taurino. Los toreros entrenamos mucho para dominar los avíos y la técnica. Eso te da herramientas para enfrentar el miedo. La mente hay que trabajarla con pensamientos positivos’.

Próximo a debutar en abril como padre, reconoce que los toreros son atletas de alto rendimiento pero aclara que la tauromaquia no es un deporte: ‘Los toreros echamos mano de las nuevas tecnologías para la preparación física. Antes de arribar a Chapultepec estuve en un gimnasio que se llama Comando, donde entrenas con todos los aparatos nuevos. El torero se ha convertido en un atleta de alto rendimiento, que física y mentalmente está muy bien preparado. Sin embargo, lo otro, todo lo que implica la parte taurina es la esencia del toreo, que no es un deporte’.

‘El toreo es un arte, emoción, drama. Es una liturgia. El romanticismo es básico para que expreses tu sentir y plasticidad. Venir a Chapultepec, ir al campo bravo, quitarte de la ciudad, es algo que te da tiempo para reflexionar y sentirte torero’, confiesa.

Sobre el cartel de este domingo en la México, señala: ‘Estoy ilusionado. Le tengo mucha fe a la ganadería. Desde hace muchos años nos une una gran amistad con la familia Arena. He tenido oportunidad de lidiar muchos toros de Villa Carmela. Le pido a Dios que me embistan mis toros este domingo para cuajar una tarde importante’.

A guisa de recordatorio, el cartel de este domingo en la México: el español Antonio Ferrera, Arturo Saldívar y Diego  Silveti, con toros de Villa Carmela. El festejo iniciará a las 16:30 horas.