NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ELIZABETH MORENO prefiere los ruedos a las pasarelas
ELIZABETH MORENO prefiere los ruedos a las pasarelas

ELIZABETH MORENO prefiere los ruedos a las pasarelas

La torera capitalina Elizabeth Moreno, a quien se le ha visto en diversas ganaderías, entrena muy fuerte aún en época de pandemia. Aunque ahora mismo no hay actividad taurina ‘oficial’, la guapa novillera no le falla ni un día a la preparación.

Sin días festivos para ella es habitual que cuando no está en el campo bravo se prepare, a la usanza de los toreros ‘de antes’ en Chapultepec, donde hace muchos años solían reunirse una gran cantidad de diestros, al igual que en los Viveros de Coyoacán.

Elizabeth sigue esa línea, la del toreo serio y profundo. Su arraigado concepto del toreo le llevó a desdeñar una vida que sería el sueño de muchas mujeres: El mundo del modelaje.

‘Cuando me inicié en la profesión de torera, por azares del destino comencé a modelar. Hice algunos comerciales para televisión que se transmitieron en otros países. También tuve oportunidad de hacer pasarelas, pero lo hacía por la necesidad de solventar mis gastos porque ya estaba de torera. Con eso me ayudaba, pero nunca me gustó’.

Moreno, quien el día de su debut en la México cuajó una de las faenas más importantes del toreo femenil, agrega: ‘El matador de toros Humberto Flores en aquellas épocas me decía que el toreo es algo muy serio y que era opuesto al modelaje. Yo siempre comulgué con esa misma idea’.

‘Hice algunos comerciales de productos femeninos que se transmitieron en Vietnam, ¡qué locura! Se grababan aquí en México, pero eran productos de allá. Imagínate que se hubieran transmitido aquí, tal vez no habría faltado quien gritara algo al respecto y siempre distrae la atención del público’.

Aunque estuvo alejada de la escena taurina un par de años, luego de debutar como mamá, Elizabeth Moreno señala que no se ha quitado de la profesión. Reconoce que está consciente de la actual realidad taurina ‘en todos los sentidos’. Sin embargo, no ‘tira el arpa’ porque tiene una meta personal que quiere cumplir y que asegura, ‘más adelante hablaré de ella. Por lo pronto, hay que mantenerse en forma y bien preparada’.

La capitalina pondera que para salir a entrenar o para visitar el campo bravo ‘sigo todos los protocolos sanitarios. No hay que bajar la guardia, si queremos que esto termine pronto, cada uno de nosotros debemos hacer lo que nos corresponde’.

EL DATO

Elizabeth Moreno debutó como novillera en la Plaza México el 17 de octubre de 2004, tarde en la que firmó una presentación de ensueño.

Lidió un encierro de Sergio Rojas. Tras pasaportar a ‘Paulino’, su primero, dio una vuelta al ruedo.

Lo mejor llegaría con su segundo, ‘Juanpis’ de nombre, al que le cuajó un trasteo muy importante. Fue un burel bravo y noble, y por lo mismo no fácil. Moreno lo toreó por ambos lados, sin embargo fue por el derecho por el que trazó tandas que al día de hoy se recuerdan con gran emoción.

Hubo petición de indulto que el juez no concedió. Elizabeth se tiró a matar y erró una ocasión antes de acertar con los aceros. La autoridad le otorgó un apéndice, que pudieron ser más de atinar al primer intento.

error: ¡¡El contenido está protegido !!