NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / En España la Fundación del Toro de Lidia solicita reunión con Cultura para salvaguardar industria taurina
En España la Fundación del Toro de Lidia solicita reunión con Cultura para salvaguardar industria taurina

En España la Fundación del Toro de Lidia solicita reunión con Cultura para salvaguardar industria taurina

La Fundación del Toro de Lidia (FTL) ha solicitado al ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribe, una reunión “urgente” para estudiar la posibilidad de poner en marcha lo antes posible planes de “contingencia, recuperación y apoyo” a la industria taurina, después de las suspensiones por la crisis del coronavirus.

En una carta, que firma el presidente de la FTL, el ganadero Victorino Martín, se expresa la preocupación del sector a raíz de las recientes cancelaciones de las ferias de Fallas en Valencia, la de la Magdalena de Castellón, la de San José en Arnedo (La Rioja), la de Pascua de la ciudad francés de Arles, el festival contra el Cáncer de Murcia y, a falta de confirmación oficial, el inicio de la temporada taurina en la plaza de toros de Las Ventas.

“La crisis del coronavirus ha comenzado a tener un relevante impacto negativo en la industria del toro. Si bien los efectos a largo plazo son todavía difíciles de calcular, todo apunta a que va a ser una temporada muy complicada para el sector”, reconoce Victorino Martín.

Por este motivo, y con la finalidad de poder “adelantarnos a los acontecimientos”, desde la FTL solicitan un reunión “de urgencia” con el ministro de Cultura para la salvaguardia de una industria, la taurina, para la que se prevén importantes pérdidas económicas.

Los primeros, los toreros, que, como autónomos o asalariados de los que se hacen empresa, no facturarán nada durante este parón al cesar su actividad profesional; también los ganaderos, cuyas camadas para este año pueden correr serio peligro y, de no acabar en algún festejo popular, pueden ir directamente al matadero en el caso de las reses que se pasen de edad para ser lidiadas.

Sin olvidar la problemática de los empresarios, especialmente los que ya tenían las ferias cerradas y que, en principio, no pueden cobrar los seguros, ya que estos no cubren las suspensiones por epidemia ni pandemia, solo por lluvia u otras inclemencias meteorológicas, motivo por el que muchas empresas pretenden aplazar sus ferias y no cancelarlas definitivamente.