NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ENCIENDE el empresario RAFAEL HERRERÍAS las redes sociales: ‘JOSÉ TOMÁS es un vulgar REVENDEDOR’
ENCIENDE el empresario RAFAEL HERRERÍAS las redes sociales: ‘JOSÉ TOMÁS es un vulgar REVENDEDOR’

ENCIENDE el empresario RAFAEL HERRERÍAS las redes sociales: ‘JOSÉ TOMÁS es un vulgar REVENDEDOR’

‘José Tomás es un vulgar revendedor’, aseguró el empresario Rafael Herrerías, quien durante 25 años estuvo al frente de la Plaza México. En interesante entrevista del periodista Carlos Alberto Espinal en las redes sociales de ‘Entorilados de Formación Toros’, el médico veterinario zootecnista desveló interesantes secretos sobre su paso al frente del coso más grande del mundo.

Reconoce que muchas veces son los apoderados los que ponen trabas para la confección de carteles. Respecto a la combinación que le hubiera gustado montar en la México, pero no pudo llevar a cabo, apuntó: ‘El mano a mano de Enrique Ponce y José Tomás, o bien el de Juli y Tomás’.

Ese cartel no se pudo realizar por la negativa del diestro de Galapagar. Herrerías, empresario que más festejos taurinos ha dado en nuestro país, dijo: ‘De José Tomás no puedo hablar mucho, porque nunca le he dado la mano. Ha cambiado cinco veces de administración. Es un show vendiéndose. No es mal torero, pero torea una sola corrida al año. Es un vulgar revendedor. Hace todo ese show para que le des boletos y gane dinero para todo el año’.

‘Si fuera cierto todo lo que dicen de mí no lo habría puesto porque me cae fatal. Que él pone la barriga donde Ponce la muleta, Enrique torea cien corridas al año, él la pone sola una vez. ¿Cornadas? Enrique Ponce y Manolo Martínez también las tienen’, abundó.

CHEQUE EN BLANCO

Sobre el histórico mano a mano que no se pudo concretar, manifestó: ‘Se los ofrecí a los dos, a Ponce y Tomás. Yo me iba a aventar el tiro con las autoridades y José Tomás no quiso. Le puse un cheque en blanco, justo como dice la canción. Enrique Ponce no tuvo problema porque es mucho mejor torero y lo iba a bañar. A diferencia de José Tomás, siempre resultó más sencillo contratar a Enrique Ponce, un torero muy consciente de la realidad’.

Reconoció que una de las tardes en que firmó a José Tomás, ‘perdí dos millones de pesos por sus exigencias. No te permite que se televise y Televisa te paga buen dinero por las transmisiones. También te pagan con spots, pero tienes que transmitir el festejo. Al no tenerlo permitido yo los pagué para su promoción. Le pagué 300 boletos e incluso le tuve que enseñar los libros de derechos de apartado para que comprendiera la situación. Ese día tuve que comprar de mi bolsa boletos en la reventa para compromisos muy importantes que tenía’.

HOMBRE DE PALABRA

Herrerías Olea, cuya palabra a lo largo de toda su gestión valió más que cualquier documento firmado, ponderó que las negociaciones taurinas podrían ser ‘más sencillas’ si todos los involucrados fueran conscientes de la situación. ‘El que produce más debe ganar más. Su manera de producir es en las entradas que se venden. El arte, y el toreo lo es, es muy subjetivo porque puede gustarte un autor u otro. Pero los números serán siempre los números. Este negocio no es complicado, cuando todos nos ubicamos en la realidad. Los números son claros’.

DURAS TARDES

Sobre las dos tardes que más honda huella le dejaron durante su paso al frente del coso grande, señaló: ‘El terrible accidente que le costó la vida al rejoneador Eduardo Funtanet y el día que saltó el toro Pajarito a los tendidos’.

Al hablar sobre su más grande defecto al frente del coso grande, compartió: ‘Uno de mis más grandes defectos fue decir la verdad, porque eso a la gente no le gusta’.

Descartó que tenga contemplado volver algún día al coso grande. Y asegura categórico que más que promotor taurino, a lo largo de su gestión fue un ‘administrador de vanidades’.

La entrevista completa puede verse en las redes sociales de ‘Entorilados’ y ‘Formafición Toros’ de Carlos Espinal y su importante grupo de colaboradores.