NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Estupenda impresión dejó Luévano en su debut
Estupenda impresión dejó Luévano en su debut

Estupenda impresión dejó Luévano en su debut

*El joven novillero aquicalidense logró cortar dos valiosas orejas a un ejemplar de la divisa de D’ Guadiana y al final logró ser paseado en hombros

ADIEL ARMANDO BOLIO

Como ya lo habíamos informado, el reciente sábado 8 de mayo de 2021, en el coso “Alberto Balderas” de Lerdo, Durango, se dio una novillada picada de carácter mixta en la que el joven espada de Aguascalientes Carlos Luévano cristalizó uno de sus primeros sueños toreros que fue el poder debutar como novillero con caballos y, además, lográndolo con un rotundo triunfo de dos orejas para, al final, ser paseado en hombros junto con el becerrista Luis Garza luego de sus exitosas faenas al ganado de la divisa zacatecana de D’ Guadiana, de donde precisamente procedió todo el encierro de acuerdo con lo que se informa al respecto.

Se comenta que el chaval neoleonés Luis Garza, vestido de corto, abrió el festejo con un eral que tuvo recorrido, lo que le permitió estar bien tanto con el capote como con la muleta, siendo el común denominador su valor. Al final, tras la torera labor y una acertada estocada, le permitió cortar las orejas.

Ya en el festejo formal, el también neoleonés Guillermo Guerra lidió un astado con el que estuvo esforzado en todo momento pues no era fácil, pero al final de cuentas escuchó palmas de aliento.

El mexiqueño Diego Garmendia por su parte, también batalló con su ejemplar debido a que en el último tercio se vino a menos. Su empeño destacó en la lidia, sobre todo en el manejo de la sarga para lograr buenos trazos. No acertó al matar y se le aplaudió el esmero.

En tanto, se dice que el mexiquense Juan Carlos Díaz se vio por debajo de lo toreable que era su astado, sin embargo, a su quehacer le puso arrojo y gracias a ello alcanzó a obtener un apéndice.

Y en el novillo que cerró plaza, Carlos Luévano, bajo el cobijo de la póstuma memoria de su tío, José María Luévano, salió confiado y convencido de que había que darle consecución a la dinastía con todo el honor y la categoría que ameritaba la ocasión. De entrada, evidenció sitio, técnica y buenas maneras para hacer el toreo con el capote y la muleta, avíos con los que aprovechó las buenas embestidas de su ejemplar, pero que al final vino a menos. Pese a ello, el nuevo novillero, con efectivos argumentos le plantó cara con empaque a su ejemplar, pergeñando muletazos firmes, solventes y con personalidad, yendo siempre hacia adelante y, al final, coronó todo con una estocada certera que le valió cortar las orejas y recorrer el anillo lerdense acompañado del ganadero don Armando Guadiana Tijerina.

Es así como ha empezado la historia de un torero que, de no distraerse y administrarse bien, subiendo uno a uno los escalones de la escalera del éxito, podría llevarlo a ser un estupendo novillero puntero para luego dar el siguiente paso, hacerse matador de toros con todos los honores, buscar meterse entre los mejores del escalafón, yendo siempre por la cima del toreo y, en consecuencia, hacerse una figura plenamente reconocida por los públicos del Orbe Taurino.

DATO

Grata impresión dio el acalitense Carlos Luévano, debutante como novillero con caballos en Lerdo, Durango, el reciente sábado y cortando dos apéndices.

error: ¡¡El contenido está protegido !!