NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / FORJA el Taller de Tauromaquia de la CDMX aficionados de los buenos (*Fotos*)
FORJA el Taller de Tauromaquia de la CDMX aficionados de los buenos (*Fotos*)

FORJA el Taller de Tauromaquia de la CDMX aficionados de los buenos (*Fotos*)

APAN, Hidalgo (Luis Miguel Martínez, corresponsal).- El diestro Salvador López está de plácemes, porque el Taller de Tauromaquia de la Ciudad de México, celebró su primer fin de cursos correspondiente al segundo año del taller, con el que ha forjado como muy buenos aficionados a más de ochenta personas de todas las edades. Incluso, entre sus filas se encuentra Joaquín, joven chaval que desea debutar como novillero.

Pero más allá de todo este tiempo, en el que no todo ha sido miel sobre hojuelas, porque el Taller de Tauromaquia ha tenido que sortear una serie de obstáculos, incluso hasta ‘imitadores’ que tomaron su concepto para impartirlo en otros lares. Pero como diría el gran Domingo Ortega ‘no es lo mismo torear, que dar pases’.

 

TIENTA DIDÁCTICA

Los cursos que imparte son bimestrales y en el rancho hidalguense del diestro Rodrigo Ochoa se llevó a cabo la tradicional tienta didáctica en la que participan todos los alumnos que lidian vacas muy bien seleccionadas para cada ‘edad taurina’ de los participantes.

Los encargados de dirigir la tienta, además de Salvador López, director del taller, fueron los diestros Aarón Rodríguez y Luis Conrado, quienes participan activamente transmitiendo sus conocimientos a los alumnos.

El novillero Luis Manuel Castellanos y el aspirante Joaquín fueron los encargados de apoyar en el desarrollo de la lidia en el que participaron los alumnos entre los que se cuentan médicos, arquitectos, veterinarios e incluso hasta un director de cine.

 

DESBORDAN

Ante un inigualable ambiente de hermandad y fiesta, con mucho respeto por los protocolos sanitarios, los aficionados dieron rienda suelta a su inspiración y disfrutaron del toreo.

Es claro que desbordan afición y está visto que cuando las cosas se llevan a cabo con vocación, lo demás llega por añadidura. Hoy, todos los participantes a lo largo del año y dos meses que tiene de vida el taller, conocen a fondo los entresijos de la fiesta brava y valoran el esfuerzo que hacen todos y cada uno de los participantes en el espectáculo taurino, pues el taller no sólo se enfoca en lo que acontece en el ruedo, sino en todos los aspectos que conlleva.

error: ¡¡El contenido está protegido !!