NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Francisco Martínez le ha podido a la pandemia 
Francisco Martínez le ha podido a la pandemia 

Francisco Martínez le ha podido a la pandemia 

*El espada sanmiguelense le ha hecho una “gran faena” y una muestra de ello es que ha logrado torear 30 toros a puerta cerrada y tentar más de 50 vacas

ADIEL ARMANDO BOLIO 

El diestro guanajuatense Francisco Martínez es de los que está verdaderamente comprometido con su profesión y una muestra de ello es que, durante la complicada pandemia, es decir, en los recientes ocho meses, no ha dejado de torear y siempre pensando en estar a tono para cualquier compromiso.

De esta manera, el espada sanmiguelense, en todo este tiempo, de marzo a octubre, ha logrado torear 30 toros a puerta cerrada y tentar más de 50 vacas.

Es indudable que Francisco Martínez no ha dado tregua, pues siempre se ha mantenido la ilusión a tope para alcanzar a tener un sitio importante dentro de la baraja torera nacional.

Todo ello, por supuesto, se debe al gran trabajo que ha hecho su equipo, mismo que encabeza su apoderado, el matador de toros retirado Alejandro del Olivar, así como el apoyo que ha recibido de varios ganaderos y que han contado con él para realizar labores en el campo bravo, aparte del alistamiento físico y técnico que realiza a diario, pero, sin duda, lo más importante ha sido el haber estado en la cara del toro de manera constante para mantener el sitio.

Es por eso entonces que de marzo a octubre de este difícil 2020, Francisco Martínez se “apretado los machos” para lidiar 30 toros a puerta cerrada y probar más de 50 vacas en aproximadamente 16 tentaderos, lo que le ha permitido al torero de San Miguel de Allende continuar con su crecimiento profesional y humano, a la par de estar, sobre todo, listo y levantando la mano con fuerza para que sea tomado en cuenta por las empresas que poco a poco empiecen a dar festejos taurinos y así aportar su particular forma de entender y realizar el toreo, cubriendo los tres tercios, con variedad, alegría, valor y profundidad para pelearle las palmas a sus alternantes, pero, principalmente, enfocado a agradar a la afición.

El desarrollo cronológico de Francisco Martínez en el campo bravo en estos recientes ocho meses es el siguiente:

En San Miguel de los Castro tentó becerras, lo mismo que en la de Santillán. En Campo Hermoso lidió un toro a puerta cerrada. En la finca de Joaquín Aguilar tentó vacas y toros. En Los Cues tentó. En la de Pablo Moreno tentó y lidió un toro. Volvió a la de Los Cues para tentar y de la misa manera lo hizo otra vez en la de Joaquín Aguilar y en la de De la Mora. En la de Espíritu Santo lidió toros a puerta cerrada. En Los Encinos tentó y lidió un toro. En el cortijo “Campo Bravo” lidió toros a puerta cerrada de Palma del Río. En otra ocasión, en el mismo cortijo, lidió toros a puerta cerrada de Palma Del Río, Los Cues y La Antigua. Ya en la dehesa de Palma del Río tentó. En la de El Garambullo tentó y lidió sementales. Regresó a la de Espíritu Santo para tentar vacas y lidiar un toro a puerta cerrada. De vuelta en El Garambullo lidió toros a puerta cerrada. En la de Jaral de Peñas tentó. Una vez más en el cortijo “Campo Bravo” lidió toros a puerta cerrada de Los Cues y La Antigua. Retornó a El Garambullo para tentar y lidiar sementales. Volvió nuevamente al cortijo “Campo Bravo” para lidiar toros a puerta cerrada de Los Cues y La Antigua. En la de Xajay tentó machos y becerras, además de lidiar toros. Otra vez en El Garambullo, pero para encerrarse con seis toros y en la ganadería de Santoyo tentó vacas.