NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Ganaderías bravas, en riesgo de desaparecer: Javier Iturbe
Ganaderías bravas, en riesgo de desaparecer: Javier Iturbe

Ganaderías bravas, en riesgo de desaparecer: Javier Iturbe

Por Gustavo Mares

Abogado de profesión y ganadero por vocación, Javier Iturbe es el propietario de la dehesa de Magdalena González, cuyos astados fueron lidiados el pasado fin de semana en Apizaco, donde salieron un par de bureles muy importantes.

El festejo celebrado en territorio apizaquense es uno de los contados que se han podido llevar a cabo en nuestro país, en el  marco de la crisis sanitaria por coronavirus que azota al mundo y que se ha cobrado la vida de más de cien mil mexicanos.

Sobre el momento actual que vive la tauromaquia, considera que es una situación de ‘sálvese quien pueda’.

‘La situación no es fácil ahora mismo para nadie. En lo particular tengo dos encierros puestos, pero de momento no hay dónde lidiarlos. Como ganadero es muy importante que puedas ver lidiar tus toros en un ruedo y no mandarlos al rastro. La realidad es que la situación está grave para todos’, comenta.

Considera que el futuro actual en la campaña brava mexicana es complicado. ‘Hay ganaderías que por la crisis actual que vivimos podrían desaparecer. La situación no es sencilla para nadie’, señala Iturbe, quien en su rancho se dedica exclusivamente a la crianza de ganado bravo y no al de engorda.

El criador señala que no se encuentran entre sus planes deshacerse de la ganadería, pues el amor al toro bravo y la tauromaquia es algo que lleva muy clavado en el alma: ‘Los que nacimos inmersos en el medio de la tauromaquia la adoptamos como parte de nosotros mismos. Lo llevamos en la sangre, tatuado en el alma. Si vendiera la ganadería sería tanto como si me quitaran los brazos o las piernas. El campo bravo y el espectáculo taurino es nuestra vida’.

Las palabras de Javier Iturbe van acompañadas de un tono muy particular, que permite darse cuenta que no surgen de la garganta, sino del corazón.

EL DATO

La ganadería Magdalena González es actualmente propiedad de Javier Iturbe González.

Se encuentra ubicada en la ex Hacienda de Galindo, en Amealco, Querétaro.

Los colores de su divisa son verde olivo y rojo. Se fundó en 1980.

En 1966 Raúl González, el ganadero de la histórica dehesa tlaxcalteca de Piedras Negras, fundó en la hacienda San Mateo Huiscolotepec, en la fracción de La Laguna, otra casa ganadera con su propio nombre, con 66 vacas y tres sementales de La Laguna y a partir de 1967 le agregó vacas y sementales de Piedras Negras.

Para 1981 los hermanos Gonzalo y Javier Iturbe le compraron el ganado y hierro a su tío Raúl y le pusieron el nombre de su señora madre: Magdalena González.

La ganadería se trasladó a su ubicación actual.