NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Grata visita de Ignacio Garibay a Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (*Fotos*)
Grata visita de Ignacio Garibay a Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (*Fotos*)

Grata visita de Ignacio Garibay a Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (*Fotos*)

Por MARY PAZ GONZÁLEZ/FOTOS ADARBO

AGUASCALIENTES.- Con el propósito de darle continuidad a su interesante serie mensual de Charlas Taurinas, la asociación de Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (CITA) recibió en su domicilio el reciente jueves 11 de agosto por la noche la más que grata visita del matador de toros mexiqueño avecindado en Querétaro, Ignacio Garibay.

Sin duda el hecho de que tan reconocido diestro se haya explayado en su amena e interesante conversación con los integrantes de CITA e invitados a la reunión resultó más que aleccionador pues se tuvo la oportunidad de conocer de manera más estrecha y a fondo la vida de un torero de tanta lucha como lo ha sido Ignacio Garibay en su trayectoria taurina de casi 20 años.

Dice el refrán que mientras se tenga la capacidad de levantarse de las dolorosas caídas, más fuerte se va haciendo el alma y el deseo de seguir adelante en cualquier aspecto de la vida y una muestra clara y fehaciente de ello es Garibay, quien ha tenido la sabiduría necesaria para librar los obstáculos que le ha puesto el destino y que ha alcanzado a superar con sobrada determinación.

De entre esos duros golpes que ha sufrido en su trayectoria, recordó el recio y a la vez artístico torero de tez morena, cuenta que además de darse cuenta tristemente de que todo lo que iba logrando con mucho esfuerzo en su historial taurino y que no tenía repercusión en ninguna parte, fue lo sucedido aquella tarde del 22 de mayo de 2011 en el coso Monumental de Las Ventas de Madrid, cuando su segundo astado de Partido de Resina, de nombre “Morito”, con 672 kilos, le infirió grave cornada en el muslo derecho y que a sabiendas de que estaba en la capital del toreo mundial, no se arredró y siguió en la lidia hasta pasaportar a esa “mole” para luego por su propio pie irse a la enfermería. Sin duda, un triunfo sin corte de orejas pero si por su actitud y que le supo reconocer la concurrencia.

Sin estar bien física y taurinamente, Garibay reapareció el siguiente mes de agosto pero no fue lo mismo y ello lo hizo sentirse muy mal hasta llevarlo al distanciamiento de su carrera pues ya nada estaba teniendo sentido ni valor, por lo que decidió hacer esa pausa y dedicarse entonces a las bienes raíces, negocio que le estaba redituando ganancias pero no le llenaba el hueco torero pues para Ignacio lo más hermoso que hay en la vida es ser torero.

Vino entonces aquella llamada ya muy entrada la noche a finales de 2014 para ofrecerle torear en el “Coliseo” de Yucatán, sustituyendo a Juan Pablo Sánchez, y tras pensarlo más que bien aceptó darse una nueva oportunidad en su vida torera y actuó en tal festejo sin estar entrenado. Pudo tanto con el paquete que salió en hombro y ello lo llevó a torear de manera exitosa cinco corridas en 2015 hasta que vino la nueva oportunidad en la Monumental Plaza México, el domingo 3 de enero de 2016, y se encontró con el toro “Ilusión” de Arroyo Zarco, al que desorejó y por ello salió en hombros por la Puerta Grande de “El Encierro”. Tarde esa por cierto que le valió a Garibay torear y triunfar de manera subsecuente en cosos de la importancia de Texcoco y Guadalajara pero la que de verdad le marcó y le revivió las ganas por seguir en esta profesión fue el clamoroso triunfo que obtuvo en la pasada Feria Nacional de San Marcos de Aguascalientes, el domingo 1 de mayo, luego del gran trasteo que le hizo a “Garboso” de Fernando de la Mora, teniendo como consecuencia el paseo en hombros.

Ignacio Garibay sigue en pie de lucha y asegura que lo que le quede como diestro de alternativa lo cumplirá de manera cabal y con toda la ilusión tope y con esa asignatura que tiene pendiente de manera personal, que la de regresar a Madrid para demostrar que es un espada que puede tener logros importantes, pero lo más relevante, afirmó Ignacio, es que ahora su toreo es de disfrute y trasmisión, de una total comunión con el público y, por supuesto, entre toro y torero.

Así pues entre muchos de los aspectos que se trataron sobre la vida de un torero de la montera a las zapatillas como lo es Ignacio Garibay, se pasó a la ceremonia de inscripción en el especial libro de las distinguidas visitas a CITA y las consabidas fotografías del recuerdo y entonces disfrutar de lar ricas viandas que se sirvieron en honor a tan especial matador de toros.

error: ¡¡El contenido está protegido !!