GUADALAJARA: El de Gutiérrez, doctorado de ensueño

Juan José López Luna/ Foto: Guillermo Espinosa

GUADALAJARA.- Héctor Gutiérrez tuvo una alternativa de ensueño en El Nuevo Progreso, donde salió a hombros luego de desorejar al segundo de su lote entre gritos de ¡torero, torero!

Se lidiaron toros de Villa Carmela, que dejaron mucho qué desear. Acusaron falta de fuerza y el tercero fue protestado por falta de presencia. El sexto fue el astado de la corrida, muy bueno. Y un séptimo de regalo, de Guanamé, manso.

El español Emilio de Justo, palmas, silencio y silencio en el de regalo; Diego Silveti, con el lote malo, silencio en ambos; Héctor Gutiérrez, vuelta al ruedo en el toro de la ceremonia llamado ‘Don Clemente’, número 247 y 505 kilos, y dos orejas.

Tras salir a hombros, Gutiérrez fue atendido en la enfermería de una herida en el muslo derecho, tras matar al toro del triunfo.

Ojalá que las empresas no sean mezquinas y den oportunidad a Héctor, promesa hecha realidad. Luego no nos quejemos que en México no hay toreros.