NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Ha sido una etapa de reflexión: Diego Silveti 
Ha sido una etapa de reflexión: Diego Silveti 

Ha sido una etapa de reflexión: Diego Silveti 

+Con motivo de esta difícil época, el torero dinástico cambio su residencia de la Ciudad de México a la de Irapuato, Guanajuato

ADIEL ARMANDO BOLIO 

Otro de los matadores de toros nacionales que han pasado por esta complicada pandemia del Covid-19 con sentimientos encontrados es el estupendo diestro guanajuatense Diego Silveti y sobre esa manera de ir sorteando tan difícil época nos habló en entrevista vía telefónica.

Dinos matador ¿cómo te ha ido con esto del coronavirus?

“Me he dedicado a disfrutar de la familia, además de que una vez que empezó lo de la pandemia, luego de estar viviendo en la Ciudad de México me fui a Irapuato, Guanajuato y ahí estoy más que bien”.

¿Tu alistamiento taurino sigue siendo el mismo?

“Si, por supuesto, sigo ejercitándome, entreno a diario toreo de salón, mentalizándome, además de que hace poco más de un par de semanas volví a campo bravo y así seguir moviéndome”.

Básicamente ¿en qué dehesas tes has preparado?

“Sobre todo en las de Jorge de Haro, Xajay y Pablo Moreno, siempre haciéndolo dentro de lo que se puede, además de que no se puede comparar estar toreando en una ganadería en esta etapa que se vive a la de estar extrañando vestirme de luces y hacerlo ante el público en una plaza de toros”.

¿Qué te ha dejado esta eterna cuarentena provocada por el Covid-19?

“Más que nada el saber tener paciencia, pues ha sido esta época para mí de total introspección, de reflexión, de análisis general y auto análisis, todo con la intención de estar mejor física y mentalmente cuando todo esto vuelva a la normalidad”.

¿Consideras que la Fiesta Brava va a ser otra una vez que pase esta pandemia?

“No creo que tan radical pues estoy convencido de que no puede darse un festejo taurino sin público, sobre todo por lo que representa económicamente. Habrá que dar los primeros pasos para que esto se arregle, que las plazas abran con aforos menores, siempre buscando el bienestar y la seguridad sanitaria de la gente. Sin embargo, la Fiesta Brava no pueda cambiar, en nuestro país está por cumplir 500 años esta cultura, sigue vigente y nunca mudará su esencia. Habrá entonces que esperar a ver cómo se dan los acontecimientos”.