NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Hay que adecuar la tauromaquia al siglo XXI: JOSÉ SABORIT
Hay que adecuar la tauromaquia al siglo XXI: JOSÉ SABORIT
AME070. CANCÚN (MÉXICO), 25/08/2019.- Fotografía fechada el 23 de agosto de 2019 que muestra al presidente de Tauromaquia Mexicana, Pepe Saborita, mientras posa en entrevista con Efe, en un balneario de Cancún, en el estado de Quintana Roo (México). La prohibición votada en junio pero no promulgada en el estado de Quintana Roo contra las corridas de toros ha sido el último envite prohibicionista contra la tauromaquia en México. Desde su puesto de director de Tauromaquia Mexicana, Pepe Saboritla, asume la misión de defender los festejos taurinos tanto desde el punto de vista jurídico como intelectual por ser un vital legado cultural y mantenerse como una tradición viva. EFE/ Gerardo Castillo

Hay que adecuar la tauromaquia al siglo XXI: JOSÉ SABORIT

‘Sí, los profesionales del toreo analizan qué cambios pueden hacerse al reglamento taurino para adecuar la fiesta brava al siglo XXI’, señala José Saborit, director de Tauromaquia Mexicana, asociación civil que defiende y promueve activamente la fiesta brava en todos los ámbitos, desde redes sociales hasta el legal.

‘Todos los que de alguna manera estamos inmersos en la tauromaquia sabemos el qué, ahora entre todos nos corresponde encontrar el cómo. Hay mucho trabajo por delante. Habrá qué hacer una convocatoria abierta para escuchar ideas. Se tiene que escuchar a los toreros, que son los que se pasan al toro por el estómago. Pero como te digo, sabemos el qué, pero no el cómo. Habrá qué hacer pruebas, muchas mesas de diálogo’, agrega Saborit, quien en su decidida lucha a favor de la tauromaquia ha llegado a recibir amenazas de muerte.

 

LOS CAMBIOS

José, quien probó fortuna como novillero y posteriormente estudió comunicación, es claro al hablar sobre los cambios en los que el gremio taurino se enfoca: ‘Está bastante enfocado a la parte incruenta. Hacerlo más rápido y emocionante. No es posible que haya corridas que se alarguen tres horas y media; hay que buscar la manera de que haya menos sangre, modificar la puya por ejemplo. En el marco de esta cuarentena hemos tenidos varias reuniones virtuales. Tenemos tiempo y creo que todos debemos poner de nuestra parte’.

Saborit recordó que ‘hace un siglo, cuando se instauró el uso del peto, hubo voces que decían que serían el fin de la fiesta brava, sin embargo, no fue así’.

Considera que uno de los grandes males que aqueja a la tauromaquia de nuestro país es la falta de profesionalismo en cuanto a su organización: ‘Hay asociaciones que existen al interior de la tauromaquia mexicana, pero faltan muchas instancias más si tomamos como ejemplo otros países. Aquí en México pasa también que hay muchas plazas que tienen un reglamento propio, el reglamento de una ciudad es diferente al de otra. En ocasiones ni reglamento taurino hay e incluso pasa que en plazas de primera categoría los jueces están al servicio de las empresas. Por eso es urgente la defensa profesional de la fiesta’.

Sobre si las manifestaciones ‘antis’ están patrocinadas, dijo: ‘La verdad, no me consta. Son organizaciones que tienen dinero, eso sí. Sería interesante investigar a fondo de dónde son los recursos’.

 

MASCOTAS

Sobre la versión que señala que la industria de productos para mascotas está detrás de este movimiento, dice: ‘Hay estudios que señalan a Holanda, Reino Unido y Estados Unidos como los productores y consumidores más grandes de productos para mascotas. Es tan importante este negocio, que basta mirar los aparadores de los supermercados. Un metro lineal ahí representa mucho dinero. Hay almacenes dedicados exclusivamente a las mascotas’.

‘Hay que saber mantener una industria y ellos lo hacen. En esta crisis sanitaria, las personas que conviven en el día a día con sus mascotas se están dando cuenta de que no necesitan bufanditas ni zapatitos y eso es malo para el negocio. Es por eso que aunque la lógica y la realidad indican una cosa referente a la tauromaquia, ellos por más que está comprobado, dicen que dos más dos son cinco’.

Finalmente, a pregunta expresa de este reportero sobre si en los cambios al reglamento se tiene contemplada la abolición de la suerte suprema fue categórico: ‘No’.