Herido en TEQUISQUIAPAN y operado en CDMX, CAMPERO deja hoy el hospital (*Fotos*)

 

El novillero Paulo Campero saldrá este domingo 12 de junio del hospital, luego de la cornada que sufrió el pasado viernes mientras tentaba en una reconocida ganadería de Tequisquiapan, Querétaro.

La cornada que sufrió en el muslo derecho es de dos trayectorias, una de 17 centímetros y otra de 7 centímetros.

Paulo estaba de tienta en compañía de un amigo suyo, el diestro Guillermo Martínez y el ganadero anfitrión.

Tras el percance, Campero fue trasladado a un hospital de Tequisquiapan, donde le evaluaron y le pusieron unas gasas. Sin embargo, no se operó ahí y por cuestiones de seguros médicos decidió que lo trasladaran a una clínica de la Ciudad de México, donde fue intervenido quirúrgicamente.

‘Claro que duele, pero creo que lo soporté bastante bien. Anteriormente ya había tenido una experiencia similar pero no en Querétaro sino en Hidalgo. El trayecto en la carretera no fue complicado. Lo difícil fue cuando llegamos a la Ciudad de México por el gran tráfico que hay’, reconoce el torero, quien tiene el ánimo por las nubes y es que el 3 de julio hará el paseíllo en el Lienzo Charro Antiguo de Aguascalientes.

‘En diez días me quitan los puntos de sutura y voy a poder estar listo para torear en Aguascalientes’, apunta Campero, quien lleva en el cuerpo las cicatrices de seis cornadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.