NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / HERMOSO DE MENDOZA es imparable
HERMOSO DE MENDOZA es imparable

HERMOSO DE MENDOZA es imparable

FECHA: 1 de agosto de 2015

LUGAR: Plaza de Toros de BAYONA (FRANCIA).

ENTRADA: Lleno.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas); Lea Vicens (dos orejas y vuelta); y Manuel Moreno (ovación y vuelta)

GANADERIA: Toros de Los Espartales.

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de Los Espartales, número 37, 517 Kg, de nombre Maestro: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas BERLIN (2 banderillas) y VIRIATO (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte, tras pinchazo).

Segundo toro de la Ganadería de Los Espartales, número 1, 524 Kg, de nombre Moro: De salida CHURUMAY (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (3 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (3 cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: RONCO y BELUGA.

COMENTARIO: Después de atravesar la península ibérica de Sur a Norte y de adentrarse en territorio francés, Pablo se presentó en Bayona tras su triunfo en Huelva el día anterior. Más de mil kilómetros de carretera para torero, cuadrilla y caballos que por lo que se pudo ver en el ruedo, no les pesaron en absoluto y volvieron a deleitar a un público que lleno los tendidos como en las mejores tardes y que pudo comprobar como Hermoso de Mendoza continúa pulverizando sus registros en este ruedo: quince puertas grandes en dieciocho actuaciones.

Un gran comienzo, aunque con alguna circunstancia extraña que luego comentaremos, es lo que tuvo el estellés ante su primer toro de Los Espartales. De nombre Maestro, no tuvo un primer tercio muy fácil para NAPOLEON, porque galopaba siempre a lado del caballo, en lugar de ir detrás y además cuando llegaba, lanzaba derrotes bruscos. En su favor decir que se le adivinaba un temple que efectivamente luego sacaría a relucir. NAPOLEON estuvo eficaz, sin brillar a la altura que acostumbra, pero haciendo bien su trabajo de parar y de arrimarse para las reuniones con los de castigo. El torero caro…..carísimo diríamos fue por parte de BERLIN quien posiblemente nos deleitó con su mejor tarde. Emocionantes y ajustados los embroques, se dejó llegar al toro hasta el mismo pecho antes de quebrar y de salir de la suerte toreando, mirando al astado y completando dos obras de arte. No fue lo único, porque esta tarde su cola fue quien enseño al toro el camino de la embestida, metiéndoselo casi debajo de los cuartos traseros para lucirlo en galopes de costado largos y con buenos remates por los adentros. Cuando el astado se agarró más al suelo, BERLIN se dedicó a pegar muletazos con la cola, a derecha e izquierda, llevando al toro de pitón a pitón. Gran BERLIN esta tarde y que dio paso a otro gran VIRIATO, que puso continuar con esa labor de torear a la res, aunque cambiando ligeramente los registros. Le faltó tiempo para enfrentarse al toro, para darle el pecho y coserlo al estribo de la montura, para así poderlo llevar en un galope sobre sus pasos, como si lo abrazara con todo su cuerpo y lo llevara cosido a ese citado estribo. Cada reunión las distancias eran más cortas y la emoción más larga. VIRIATO todo expresión, con las crines sueltas, miraba y enfrentaba al toro en cada embroque. Parecida fue la manera de torear de PIRATA, que también arqueando el cuerpo en la reunión iba dejando una tras otra las banderillas cortas, aguantando algún derrote que el toro lanzaba a lo alto y que hizo que el jinete fallara con dos de ellas, ajustando en los siguiente intentos. Entró a matar en el mismo centro del ruedo y pinchó al primer intento, dejando un rejonazo fulminante a la segunda entrada y de efectos inmediatos. Aquí es donde comenzó esa extraña circunstancia que hizo que el público totalmente metido en la faena de Pablo durante la lidia y vibrando con las evoluciones de loa caballos en todo momento, guardara un silencio tan duro y no sonaran ni unas palmas para el jinete, cuando lo que había realizado era una auténtica obra maestra. Inexplicable y duro silencio.

Pero las tornas cambiaron en el cuarto, un toro con menos fijeza que el anterior, pero que también ayudó al triunfo. Con CHURUMAY fueron los primeros instantes de la lidia ante un enemigo que era brusco y no resultaba fácil. Dos rejones de castigo antes de torear con la bandera y dejarlo listo para el tercio de banderillas. DISPARATE para iniciar y para volver a deleitar en lo que ya parece un duelo entre hermano, porque si BERLIN ajusta los embroques, DISPARATE no quiere ser menos y minimiza los espacios en las reuniones, dejando estampas bellísimas de toreo importante. Estaba en buena tarde el caballo y por eso Pablo colocó una banderilla más sobre el castaño, que pudo galopar de costado con el toro, pero le faltó astado para la hermosina, quedando solo en pequeños esbozos. Una tarde más DALI volvió a ser fundamental en la conectividad con el tendido y es que el alazán tiene esa facilidad para llegar a la gente. Comenzó citando al toro con la cola, como suele hacer, pero con la salvedad que el astado estaba todavía muy entero y sabía esperar el momento. DALI esperó una enormidad, pero supo impulsarse en los cuartos traseros en el momento justo y salir en una bella y jaleada estampa torera. Muy buenas banderillas, sobre todo la segunda de ellas, arqueando perfectamente el cuerpo en la reunión y ceñidas piruetas en los cierres fueron razones suficientes para que el tendido estallase emocionado. Con este calor, saltó al ruedo un saltarín PIRATA que parece cada día más joven y pasando por los adentros, pero siempre toreando, con la cara metida, dejó dos muy buenas banderillas cortas. El colofón de la faena iba “in crescendo”, ahora con las banderillas a dos manos, con el toro en el tercio, cerca de chiqueros y PIRATA reuniendo perfecto al estribo. Gran par y gran prologo a la suerte de matar, ejecutada de la misma forma que las anteriores, con verdad y por derecho y dejando un rejón casi entero en lo alto que hizo que doblase el toro y que la alegría se desbordara hasta el punto de pedir con mucha fuerza un rabo que la presidencia no concedió. Dos buenas orejas y una nueva puerta grande en esta gran temporada que esta firmando Pablo Hermoso de Mendoza, todavía la temporada de sus Bodas de Plata.