NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Humberto Quevedo quiere ser un ¡torero grande!
Humberto Quevedo quiere ser un ¡torero grande!

Humberto Quevedo quiere ser un ¡torero grande!

 

Por: ADIEL ARMANDO BOLIO

“Estoy muy ilusionado por verme anunciado este domingo en la Monumental Plaza México y para ello me siento bien preparado, además de estar consciente de la responsabilidad que conlleva el compromiso”, nos dijo en entrevista el novillero queretano Humberto Quevedo.

Con 20 años de edad, Humberto nos confesó que gracias a que su padre lo llevaba desde muy pequeño a espectáculos como el fútbol, la lucha y el boxeo, no fue sino hasta que lo llevó a ver un festejo taurino cuando tenía 5 años de vida y ahí quedó envuelto en la magia del toreo, por lo que una vez cumplidos los 12 años ingresó a la Escuela Taurina Queretana que maneja el diestro Francisco Parra “Parrita”.

“En la escuela me enseñaron todo lo que ahora sé y cuando tenía 13 años tuve mi primera clase práctica en la dehesa de El Batán y mi debut en público sucedió el 25 de septiembre de 2009 en el coso ‘Santa María’ de Querétaro. Llegué a torear unos quince festivales y mi presentación formal de luces fue en la misma plaza el 24 de julio de 2011, con ganado de Coroneo y alternando con Javier López ‘El Javi’, Óscar Franco y Lulú de la Vega. Esa tarde corté dos orejas”, nos relató el torero.

Hasta ahora, Humberto ha sumado seis novilladas, incluyendo su exitosa presentación en ruedos de Colombia, en el de Santander, el 6 de enero de 2014, logrando cortar un rabo. Aparentemente son pocos los festejos pero a decir del propio chaval queretano ha tenido una constante actividad en el campo bravo de varias dehesas como las de los Sucesores de Celia Barbabosa, Xajay y El Batán, además de torear vacas y novillos a puerta cerrada en el coso Monumental “Santa María” de la ciudad de Querétaro.

Entonces ¿qué va a ver el público en Humberto Quevedo este domingo en el gran coso de Insurgentes?

“Un torero con valor más que de arte, me gusta poner al público al filo del asiento, me gusta estar al borde del sentimiento y quiero ser un ¡torero grande! Importante”.