NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Javier Castro mató dos toros en “Las Fuentes” 
Javier Castro mató dos toros en “Las Fuentes” 

Javier Castro mató dos toros en “Las Fuentes” 

*La procedencia de los ejemplares fue de la dehesa zacatecana de Santa Bárbara y lo hizo los pasados viernes 22 y domingo 24 con eficiencia

ADIEL ARMANDO BOLIO

El prometedor matador de toros aguascalentense Javier Castro, quien no ceja en su intento por estar a punto para cuando se le requiera en algún coso taurino del país, de igual manera libra una lucha, quizá más dura, fuera del ruedo, sobre todo en esta época en la que por delante está la criminal pandemia por el covid-19, sin embargo, la madurez que provoca en los toreros el andar en un ambiente tan difícil como es el del mundo del toro lo ha ido sacando adelante para mantener y sostener su ilusión y su vocación.

Como se sabe, Javier fue de los primeros diestros que se midieron en la primera fase del callado certamen “México Busca un Torero”, teniendo la fortuna de hacerlo el pasado miércoles 18 de noviembre de 2020, en el coso mexiquense “La Florecita”, con un complicadísimo toro de Santillán, al que con mucho oficio logró lidiar para “robarle” con gran mérito algunos muletazos por el pitón derecho y pasaportarlo luego con mucha dignidad.

Sin embargo, ahí quedó de momento la situación hasta que apenas iniciado el 2021, concretamente el viernes 15 y el sábado 16 del mes en curso estuvo en la dehesa tamaulipeca del matador de toros regiomontano Manuel Martínez Ibargüengoytia, donde logró tentar una vaca y tres más ya toreadas para hacer más eficiente la técnica y el oficio, pues todas las reses salieron muy exigentes, según se cuenta.

Pero es hasta el reciente viernes 22 y el domingo 24 cuando Castro en el Cortijo “Las Fuentes” de Valladolid (Jesús María), Aguascalientes vuelve a verle la cara a dos toros de buena presencia, procedentes de la dehesa zacatecana de Santa Bárbara y con los que logró desenvolverse con soltura y dejándose ver en el plasmado de una eficiente tauromaquia.

Ahora, de momento no tiene nada, pero además de atender sus asuntos personales y de ver por su familia, incluyendo el cuidado que se debe tener en esta terrible pandemia, Javier Castro siempre estará disponible para demostrar que en él hay matador de toros más que rescatable.