NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Juan Luis Silis, un torero que merece mejor suerte
Juan Luis Silis, un torero que merece mejor suerte

Juan Luis Silis, un torero que merece mejor suerte

Por MARY PAZ GONZÁLEZ/ FOTO: ADARBO

AGUASCALIENTES.- Emotiva y verdaderamente sensible resultó la visita que el matador de toros mexiqueño Juan Luis Silis realizó a las instalaciones de la agrupación de Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (CITA) el reciente jueves 24 de este mes por la noche y cumpliéndose así con el programa estatutario de la asociación sobre la promoción y apoyo a la Fiesta de los Toros a través de eventos culturales y de convivencia con personajes destacados.

Ante una nutrida asistencia de socios e invitados, entre los que se contaron el ganadero de Rosas Viejas, don Fernando Topete y su hijo, además de los conocidos taurinos de la Ciudad de México Fernando Rosique y Ramón Martínez Salas, acompañantes del diestro del barrio bravo de Santa Anita, en la delegación Iztacalco, Juan Luis Silis  dio rienda suelta a su facilidad de palabra para, en una amena charla, hablarnos de su trayectoria taurina, la que por cierto sirvió para festejarle su VII Aniversario de alternativa, el que se cumplió precisamente el reciente lunes 21de marzo, recordando que el padrino del doctorado fue su añorado maestro Mariano Ramos y ante la presencia de Rafael Gil “Rafaelillo”, cediéndole el toro llamado “Garrotero” de la dehesa de Gómez Valle y que tuvo como escenario el coso Monumental de Apizaco, Tlaxcala.

De esta manera, con lujo de detalles, Juan Luis fue narrando una a una las anécdotas y vivencias, unas muy amargas y otras de gran alegría, que ha vivido en casi diez años de su vida torera, una carrera por cierto que se ha distinguido por la constante lucha por querer hacerse de un sitio dentro de la Fiesta Brava.

Sin duda, lo que ha caracterizado a Juan Luis Silis es su férreo carácter para seguir adelante en la persecución de su gran sueño que es ser figura del toreo y cuando se podía adivinar que estaba cerca de lograrlo, los percances le han hecho retroceder en su intento pero él, sin “bajar la guardia”, ha echado el pie para adelante, pues además de las falsas promesas y engaños que le han hecho creer que su trayectoria profesional cambiaría, ha sido todo lo contrario, además de los tremendos dolores familiares por los que ha tenido que atravesar, todo ello se ha traducido en el forjamiento de una actitud valiente y decidida ante tales vicisitudes negativas.

Por ello, ahora con renovados bríos, tras haber tocado fondo e inclusive haber tenido que ponerse en manos de la psicología para saber cómo superar y sortear tanto y tanto escoyo que se le ha presentado en el camino, es que Juan Luis está más que decidido a volver a la carga con el refrescado ánimo por querer alcanzar ese objetivo, ser figura del toreo.

No cabe duda que Silis es un torero que merece mejor suerte, pues es el fiel representante de la escuela taurina mexicana gracias a la gran enseñanza que le dejara su maestro, padrino y mentor torero, Mariano Ramos.

Precisamente en un momento de la plática, la que se tornó muy sensible, pues las palabras de Juan Luis denotaban cierta impotencia por no poder lograr lo que quiere como torero, surgió la idea de que volviera a reunirse el equipo de trabajo que impulsó en su buen momento al torero, es decir, que tanto Fernando Rosique como Ramón Martínez Salas, presentes en la reunión, volvieran a dirigir la carrera de Silis, a lo cual ambos personajes accedieron de manera extraoficial pues todavía tienen que cuadrar la situación una vez que estén de regreso en la Ciudad de México.

Pasada la emotividad de la velada en CITA se pudieron degustar las ricas viandas que se sirvieron, se tomaron las respectivas fotografías de la ocasión y el torero firmó el libro de las distinguidas visitas, todo enmarcado en un estupendo ambiente taurino.

error: ¡¡El contenido está protegido !!