NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ‘La muleta, como la mujer’, confiesa el diestro OCAÑA SERRANO
‘La muleta, como la mujer’, confiesa el diestro OCAÑA SERRANO

‘La muleta, como la mujer’, confiesa el diestro OCAÑA SERRANO

 

El diestro español Ocaña Serrano dejó todo en su tierra natal para venir a México y abrirse paso. Solo, sin contactos en el medio taurino de nuestro país, comenzó a ‘picar piedra’.

Aunque ha pasado momentos muy difíciles no baja la guardia y su tesón se ha visto recompensado pues poco a poco su panorama comienza a aclararse.

Este sábado, en el coso hidalguense de Tecomatlán, lidiará una corrida muy seria de Real de Valladolid al lado de los diestros Manuel González ‘Montoyita’ y Luis Miguel Cuéllar, además del novillero venezolano Leonardo Buenaño.

El torero nacido en Alcaudete, provincia española de Jaén, habla con gran pasión de la fiesta brava. ‘El toreo es mi vida, mi pasión. Entreno todos los días y afortunadamente el panorama se está aclarando’, dice.

Este torero vive intensamente la fiesta brava, al grado que para entrenar, lo hace siempre con las zapatillas que usa cuando viste de luces. ‘El entrenamiento de un torero es muy especial porque te preparas para jugarte la vida, porque te preparas para morir un poco en el ruedo cada tarde de toros. Por eso es que todo lo que haces vestido de luces tienes que hacerlo con gran pasión y con mucho corazón’.

‘La muleta, por ejemplo, hay que tomarla del estaquillador con apenas las yemas de los dedos. Con gran tersura y delicadeza, justo como acaricias a una mujer, con esa suavidad pero al mismo tiempo con el corazón entregado e inflamado de pasión’.

Acostumbrado al toro grande, porque en más de una ocasión toreó en los alrededores de Madrid, conocido como ‘el valle del terror’ por la catadura de los toros que ahí se lidian, afirma que la corrida sabatina le mantiene el ánimo por las nubes, porque ‘estoy convencido de que todo lo que se le haga tendrá gran repercusión. Mi sueño más grande es poder confirmar este mismo año en la Temporada Grande de la Plaza México. Para llegar al coso de Insurgentes tengo que dejar alma, vida y corazón cada tarde en la que visto de luces’, señala Ocaña Serrano, quien sólo tiene un objetivo en mente: ser figura del toreo en nuestro país.

* En la foto, uno de los toros de REAL DE VALLADOLID para el sábado

uno-de-los-toros