NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Labra Rafael CAMINO su propio CAMINO
Labra Rafael CAMINO su propio CAMINO

Labra Rafael CAMINO su propio CAMINO

El novillero sevillano Rafael Camino, sobrino nieto del inconmensurable Paco Camino ‘El Niño Sabio de Camas’, quien marcó época en el toreo de nuestro país, se encuentra en México con la firme ilusión de debutar con picadores.

De 19 años de edad, ha tenido oportunidad de actuar sin varilargueros en escenarios de máxima importancia en España como la Real Maestranza de Sevilla. Antes de llegar ahí, tuvo que irse a la ‘guerra’. Sabe que el de ‘negro’ no reconoce de apellidos. ‘Hay que prepararte muy fuerte y aprovechar las oportunidades’, reconoce Rafael quien gracias a lo que ha ido ganando en los pueblos es que pudo hacer el viaje ‘del otro lado del charco’.

Alguna ocasión toreó en unas fiestas de pueblo en donde el redondel se cambió por una plazoleta cuadrada con una fuente en medio. Durante su andadura en ‘la guerra’ sufrió una grave fractura de cráneo. Sin embargo, eso no es obstáculo para hacerlo desistir en su objetivo.

Tuvo algunos ofrecimientos para debutar con caballos en España, sin embargo, desde su más tierna infancia ha escuchado tanto hablar de México y la relación profesional con su familia que ‘yo quiero debutar aquí con caballos. Desde que tengo uso de razón he escuchado el gran cariño que mi tío abuelo le tiene a México y la reciprocidad que hay. Es la primera vez que vengo y estoy muy emocionado. Desde antes de venir me gusta el mariachi. Canciones como El Rey me gustan mucho. Lo que no he probado y creo que no lo haré es el chile. El trato de la gente es muy cálido’, reconoce el sevillano a quien acompaña su banderillero Ramón Fernández.

Confía Rafael que pronto podrá visitar el campo bravo mexicano y, mejor aún, que podrá ver cristalizado su anhelo de debutar con picadores. Pero el chaval español, quiere más: ‘Me gusta mucho este país. Nada me gustaría más que ocupar un lugar en el cariño de la afición mexicana. Son de esas cosas que se sienten. Quiero llegar para quedarme’.