NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Lucidas actuaciones de HERMOSO DE MENDOZA y CARTAGENA
Lucidas actuaciones de HERMOSO DE MENDOZA y CARTAGENA

Lucidas actuaciones de HERMOSO DE MENDOZA y CARTAGENA

 

LUGAR: Plaza de Toros de CUELLAR (SEGOVIA).

ENTRADA: Dos tercios.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y dos orejas); Andy Cartagena (dos orejas y dos orejas); y Manuel Moreno (ovación y silencio).

GANADERIA: Toros de El Canario (1, 3 y 5) y Castillejo de Huebra (2, 4 y 6).

CABALLOS UTILIZADOS:

Primer toro de la Ganadería de El Canario, número 6: De salida FORRO (1 rejón de castigo); en banderillas BRINDIS (2 banderillas) y DALI (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (tres cortas y un rejón de muerte).

Segundo toro de la Ganadería de Castillejo de Huebra, número 64: De salida NAPOLEON (2 rejones de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) y BELUGA (2 banderillas); y para el último tercio PIRATA (dos cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: CHURUMAY Y BERLIN.

COMENTARIO: Nuevamente Pablo Hermoso de Mendoza abrió plaza con un astado soso, pero con muchas complicaciones. Un toro que embestía a arreones y que hacía cosas extrañas. No vamos a decir que estuviera toreado, pero hacia cosas como si así fuera. Apático de salida hasta la saciedad, apenas se empleó a las llamadas de FORRO y quedó intacto, dando la sensación que un solo rejón sería suficiente. BRINDIS fue la apuesta de Hermoso para vencer la sosería del toro y con su chispa consiguió poner emoción a los dos embroques, sobre todo al segundo donde llegó al territorio del astado para burlar su embestida en el último instante. El toro apenas se movió, hasta que como si le hubieran dado un calambrazo, agarró una carrera descontrolada que llegó a poner en apuros al jinete. Arreón de manso, como el que tuvo a continuación que le hizo saltar al callejón en mitad de la lidia. Una vez devuelto al ruedo, Pablo salió con DALI con quien tuvo que tirar de experiencia, porque el toro ya era toda una “prenda” que se ponía por delante y sabía cuando llegar al caballo. Como decimos a base de experiencia caballo y caballero consiguieron vencer en lo que ya era una batalla más que una lidia artística. De la misma forma se cerró con las cortas de PIRATA, donde el valor del caballo se impuso a los ya muy malos modos del astado. Acertó Pablo al primer intento con el de muerte y aunque cayó algo trasero, fue suficiente para acabar con este complicado primero de la tarde.

Y no mejoró la cosa en el cuarto, que aunque de otra ganadería, hizo pareja con el primero en cuanto a complicado e incluso en lo alto y defensivo. Sí tuvo algo más de movilidad, pero fue a partir de la segunda parte del tercio de banderillas. De salida, un mulo total, que recibió el primer rejón de castigo de NAPOLEON sin todavía haberse empleado. Esta vez Pablo aprendió la lección y le endosó un segundo castigo en vista de que el astado no iba a colaborar. Entró DISPARATE y el toro continuaba midiendo cada llegada del caballo. Aquí se ve la importancia de tener caballos preparados y capaces en estas situaciones y nuevamente DISPARATE dio cátedra de toreo aunque la materia prima no se preste. Después de la segunda banderilla que colocó el jinete, al toro pareció que lo poseyó el mismo diablo, porque salió galopando tras DISPARATE como decimos, como un poseso. Ahí fue donde el poder y el valor del caballo quedaron patente y aprovecharon ese arreón, que duró una vuelta al ruedo, para imponer la hermosina y marcar los momentos de más emoción de la lidia, además aguantando la violencia del murubeño. Después de esto, el astado volvió a su quietud, esperando a la presa y BELUGA le mostró una y otra vez la grupa para provocar la arrancada. Esta solo llegaba cuando el astado sentía que llegaba y así lo hizo, derrotando en los cuartos traseros de BELUGA y produciéndole una pequeña inflamación. El caballo pareció venirse arriba y se enfrentó al toro, cara  a cara, dando el pecho y en actitud desafiante, consiguió dejar la impronta de su toreo y sobre todo de su valentía. PIRATA contribuyó a un cierre espectacular con banderillas cortas a una y dos manos, aguantando los derrotes arriba del toro que como puñetazos buscaban al jinete y este parecía crecerse ante la adversidad y le ponía el codo para hacer el teléfono mandando a PIRATA desde la cintura. Sabiendo de la dificultad que el astado iba a presentar para su muerte, Hermoso entró con confianza y se aferró al rejón cuando parecía que había pinchado y en dos tiempos los enterró hasta la misma empuñadura provocando la muerte de astado de forma casi instantánea. Dos orejas que le devuelven a la senda de las Puertas grandes, pero que no lo hace con buen sabor de boca porque esta tarde tampoco ha podido disfrutar de su profesión ante semejante materia prima.

error: ¡¡El contenido está protegido !!