NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / LUIS IGNACIO, EN INTENSA PREPARACIÓN
LUIS IGNACIO, EN INTENSA PREPARACIÓN

LUIS IGNACIO, EN INTENSA PREPARACIÓN

Por Luis Miguel Martínez

Zacatecas, Zac. El ojiverde matador zacatecano Luis Ignacio Escobedo no ha dejado de preparase de manera intensa en la intimidad del campo bravo. Es de los últimos matadores en México que calzó el terno de torear previo a la pandemia. Concretamente el 15 de marzo en la ciudad poblana de Teziutlán. Donde alternó con Uriel Moreno El Zapata y el guanajuatense Diego Silveti, quienes lidiaron un encierro muy bien presentado y manejable de Torreón de Cañas y uno de Las Huertas.

EN LA INTIMIDAD DEL CAMPO

Posteriormente, Luis Ignacio no se ha alejado de los ruedos, aunque sea desde los tentaderos a puerta cerrada con todas las medidas sanitarias que la actualidad y la autoridad exigen. Ignacio Escobedo ha lidiado desde ese mes de marzo a la fecha: un toro en Torreón de Cañas, otro en la ganadería de San Miguel del Milagro del matador Ponce de León, dos más en San Miguel Allende en el “Cortijo la Esperanza” propiedad de la familia López, un toro en el cortijo del matador Arturo Macías y un último toro de Huichapan en la hacienda el Salitre.

El matador Luis Ignacio quien está siendo apoderado por el entusiasta teziuteco Óscar de la Sierra, ha estado en las ganaderías de Boquilla del Carmen, San Antonio de Triana y Torreón de cañas haciendo labores de tienta. Por lo que se encuentra mentalizado y en estupenda condición para cuando las condiciones lo permitan y se pueda regresar a la llamada Nueva Normalidad en la actividad taurina de nuestro país.

FUTURO OPTIMISTA

Tanto su apoderado, Óscar de la Sierra, como su director artístico, el matador Manolo Arruza, mantienen pláticas con diversos ganaderos para no perder la continuidad en la preparación del joven matador. Todo con miras a llegar con la moral en alto una vez se ponga en marcha la actividad taurina del país. Y aunque los espectáculos aún no están en funcionamiento, pues todo depende del semáforo de contingencia, es evidente que la pandemia va cediendo terreno. Por lo que Luis Ignacio y su equipo ven un futuro optimista al mediano plazo.