NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / “Mojito” se prepara en la finca de De Haro
“Mojito” se prepara en la finca de De Haro

“Mojito” se prepara en la finca de De Haro

*Volvió a ser invitado por el ganadero tlaxcalteca para que toreara un toro de impecable presencia y al que terminó pudiéndole el espada

ADIEL ARMANDO BOLIO

El joven matador de toros tlaxcalteca Alejandro Lima “Mojito”, quien ya se ha convertido en torero de la casa de De Haro, recibió de nueva cuenta, según nos reporta el propio espada, otra invitación el escrupuloso ganadero don Antonio de Haro González, al rancho La Laguna, en el municipio de Terrenate, Tlaxcala, donde está enclavada precisamente la dehesa de De Haro, casa de la divisa en tabaco y oro, diciéndole: “No tienes que parar ‘Mojito’, ven a la ganadería que te espera otro ‘señor’ como te gustan torear, sólo hay que poderle y para eso te pintas solo”.

Por lo tanto, el diestro jubiloso de inmediato respondió: “Ahí voy ganadero, muchas gracias por su apoyo”.

Sin duda, en esta época tan difícil para todos y, en especial, para la tauromaquia, es gratificante saber de un criador de toros bravos que siga otorgando la oportunidad a un joven, quien le ha demostrado en el ruedo que tiene un futuro dentro de la Fiesta de los Toros.

Así que ya en la ganadería, don Antonio le dio la bienvenida a “Mojito” y lo invitó a comenzar la lidia del astado para que no cayera más fuerte el sol y entonces viniera la ventisca, por lo que raudo y veloz, se comenta, el torero se puso el traje corto para torear y a la plaza de tienta.

Le salió Alejandro a un hermoso toro cárdeno salpicado y con presencia indiscutible, por lo que de inmediato el joven torero de Apizaco se le puso enfrente para recoger sus fieras embestidas y una vez conseguido el cometido, lancearlo por verónicas dibujadas con ritmo y cadencia.

Se apuntaba en el momento que a estos toros bravos hay que poderles y por ello comenzó Lima con doblones para imponerse y una vez que del tercio lo condujo a los medios, ahí surgió la faena, donde los trazos largos, templados y sentidos convencieron no sólo a “Mojito”, quien en su cara advertía la seguridad y felicidad por haberse impuesto a la encastada bravura, sino también en el ganadero que le reconoció con una sentida ovación, se dice.

Una vez terminado el trasteo, “Mojito” le reiteró su agradecimiento emocionado al ganadero: “Muchas gracias don Antonio por creer en mí y apoyarme”, a lo que respondió de inmediato el criador de toros bravos: “Te repito, nada tienes que agradecer, todo lo agradeces toreando bien a mis toros y espero contribuir para que cuando pase esto de la pandemia puedas torear en muchas plazas para que la gente vea que tú eres torero”.