NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Muere Gonzalo Martínez; sus restos, velados en una funeraria de Cuajimalpa
Muere Gonzalo Martínez; sus restos, velados en una funeraria de Cuajimalpa

Muere Gonzalo Martínez; sus restos, velados en una funeraria de Cuajimalpa

Por Gustavo Mares

La fiesta brava está de luto por el sensible fallecimiento del extraordinario taurino Gonzalo Martínez de la Fuente, quien desde su burladero no se perdía un solo festejo en la Plaza México.

‘Don Gonzalo’, como se le conocía, contaba 93 años de edad y desde hace tiempo tenía diversos problemas de salud, que se complicaron por lo que fue ingresado al Sanatorio Español, donde permaneció un par de días hasta que el cuerpo no pudo más. La causa, exceso de agua en los pulmones; la hora, 6:50 de la mañana.

Sus restos están siendo velados en una funeraria de Cuajimalpa, donde el acceso es restringido debido a la crisis sanitaria que azota al mundo. Sus restos serán cremados y sus cenizas podrían descansar en la Iglesia de San Agustín en Polanco, algo que la familia está por decidir.

Apenas el pasado 14 de diciembre, don Gonzalo concedió una entrevista a esta Casa Editorial. Tocó diversos temas, todos taurinos y con gran emoción, porque la fiesta brava fue su más grande pasión.

Su alegría de vivir era contagiosa. Muchos profesionales del toreo coinciden al apuntar que era ‘un chaval en el cuerpo de un adulto’.

En diciembre de 2014 un toro brincó al callejón y llegó a la contrabarrera de don Gonzalo, quien fue a dar al hospital. El doctor Rafael Vázquez Bayod señaló en aquel momento: ‘El toro queriéndose apoyar en el burladero lo hizo en la mano de don Gonzalo y se ve que se resbaló porque le arrancó la piel, dejando viva la carne de la mano. No hay fracturas en los dedos, pero sí se le reconstruyeron músculos y tendones’.

Tras esa dura y dolorosa lesión en la mano izquierda, hubo quienes pensaron que ya no ‘se arrimaría más en su burladero’. Pero como torero, la primera declaración que hizo a este reportero fue: ‘Me siento genial, claro que la mano duele, pero el dolor me lo paso por.. Nunca imaginé que tendría una cornada y en la Plaza México. Me atendieron justo como lo hacen con los toreros’.

Sobre la interrogante en torno a ‘su burladero’, la respuesta fue simple, ‘ahora, ¡menos que nunca!’.

A don Gonzalo Martínez de la Fuente le sobreviven su esposa Pilar Suárez Purón, sus hijos Gonzalo, Fernando, Javier y María del Pilar, además de ocho nietos.

APASIONADO TAURINO

Otra irreparable pérdida ha sufrido la Fiesta de los Toros de nuestro país al saberse que la madrugada de este jueves 14 de enero de 2021 falleció el gran taurino don Gonzalo Martínez de la Fuente, mejor conocido en el ambiente como “Don Gonzalo”, a la edad de 93 años, en un hospital de la Ciudad de México.

Nacido en la capital del país el 3 de octubre de 1927, fue aficionado taurino desde niño, gusto y pasión que heredó de su padre por la Fiesta Brava desde que acudía a “El Toreo” de la Condesa y hasta seguir toda la historia de la Monumental Plaza México, siendo más que anecdótico que asistiera como torilero a la inauguración del gran coso de Insurgentes la tarde del martes 5 de febrero de 1947 cuando todo mundo quería ver al “Monstruo de Córdoba” Manuel Rodríguez “Manolete”.

Gracias a su don de gente, fue arropado por todas las administraciones que ha tenido el enorme embudo taurómaco de la colonia Noche Buena, lo que le permitió ser testigo fiel de su devenir histórico.

También incursionó en el ambiente como aficionado práctico, fue empresario, amigo y apoderado de los toreros y ganaderos, siendo sus espadas predilectos Lorenzo Garza, Manolo Martínez y Curro Rivera y, de los actuales, como Enrique Ponce, José Antonio “Morante de la Puebla”, Eulalio López “Zotoluco”, Manolo Mejía, José Mauricio y Fermín Rivera, además de quien fuera destacado novillero y ahora reconocido taxidermista Daniel Caballero, todos ellos compartiendo con él su burladero y saber de sus grandes aventuras.

Cabe señalar que, con quien entabló una gran amistad, fue con los ganaderos Luis Javier Barroso y luego su hijo del mismo nombre y apellido, propietarios de la ganadería de Las Huertas y, en consecuencia, toda la familia Barroso. Probablemente ha sido el aficionado que más brindis ha recibido en la historia de la Plaza México y que en su haber sufrió un par de lesiones estando en el callejón de ella.

Por desgracia, se ha ido un estupendo ser humano, gran taurino y aficionado a la Fiesta Brava que gozaba de la charla amena y de la broma, llena de gracia, entusiasmo y conocimiento en su expresión.

Don Gonzalo deja a su viuda doña María del Pilar Suárez Purón, a sus hijos Javier, Tato, María del Pilar y Gonzalo, éste último ganadero de El Palomar y, nueve nietos. Desde aquí enviamos nuestras más sinceras condolencias. Descanse en paz.