NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Muere Jesús Arroyo
Muere Jesús Arroyo

Muere Jesús Arroyo

Otra sensible pérdida, de verdad, ha sufrido la Fiesta de los Toros de nuestro país, luego de saberse que la mañana de este domingo 11 de julio de 2021 falleciera don Jesús Arroyo a la edad de 87 años de edad a causa de un infarto cuando estaba ingresado en el Hospital ABC de Observatorio de la Ciudad de México y tras haber permanecido en la sala de terapia intensiva durante seis meses a consecuencia de varios padecimientos que fueron minando su salud.

Jesús José Arroyo Aguirre nació el 7 de febrero de 1934 en Tulancingo, Hidalgo. Fue un sobresaliente restaurantero y en el ambiente taurino destacó como empresario, ganadero, apoderado, aficionado práctico y gran impulsor de la Fiesta Brava.

Sobresalió en 1989 cuando por encomienda del gobierno del entonces Distrito Federal, encabezado por el licenciado Manuel Camacho Solís, integró el Patronato Taurino de la Ciudad de México junto con el aficionado práctico Eduardo Azcué, el matador de toros Joselito Huerta y con el impresor Manuel Jiménez para poner en actividad, tras poco más de un año de inactividad, la Monumental Plaza México a partir del domingo 28 de mayo del citado año con una corrida de toros que torearon Manolo Martínez, David Silveti, Miguel Espinosa “Armillita Chico” y toros de Tequisquiapan para luego montar su primera Temporada Grande, la 1989-1990, con 22 corridas, del 19 de noviembre de 1989 al 29 de abril de 1990, incluyendo cuatro Jueves Taurinos, dar dos alternativas, una a Enrique Garza y la otra al rejoneador Rodrigo Santos, además de confirmar 14 doctorados, siendo 11 a espadas nacionales: Alberto Galindo “E Geno”, Mauricio Portillo, Eulalio López “Zotoluco”, Sergio González, Hernán Ondarza, José Luis Herros, Pepe Murillo, Alejandro Silveti, Alberto Ortega, Héctor de Granada y Arturo Díaz “El Coyo” y, tres, a diestros españoles como Tomás Campuzano, Rafi Camino y Fernando Cepeda.

Además, don Jesús fue parte fundamental en la consolidación, desde 1976, de la Feria de Pachuca, Hidalgo, cuando montó los festejos en el lienzo charro “Nicolás Romero” y hasta lograr levantar el coso Monumental “Vicente Segura”, mismo que inauguró, con capacidad para casi 10 mil espectadores, el 11 de noviembre de 1978 estando en el cartel Manolo Martínez, Curro Rivera y Jorge Gutiérrez, con toros de Javier Garfias y, llegando a manejar la plaza por varios años.

Tuvo su ganadería, lidiando con su nombre, en el municipio hidalguense de Zacualtipan, en el rancho La Tosca, con divisa en naranja, negro y azul.

Sin duda, don Jesús fue un hombre respetado y querido, con un enorme sentido del humor y, sobre todo, un sin igual don de gente. Se caracterizó por ser un emprendedor dentro de la gastronomía y la cultura mexicana por más de 80 años a través de su tradicional y connotado restaurante Arroyo, en el sur de la Ciudad de México y donde en su plaza “Antonio Velázquez” dentro de las instalaciones de su feudo albergó varias escuelas taurinas y exitosas temporadas novilleriles.

Don Jesús sobresalió por su amistad con cantantes, actores, compositores, periodistas e intelectuales de la cultura y la tauromaquia, por lo que cada fin de año montaba la llamada gran “Comida de la Amistad”.

Así pues, de sus ocho hijos le sobreviven siete: José, Gabriela, Laura, Letizia, Jesús, Vivian y Cristian, además de sus nietos y su señora Rocío Estrada Covarrubias, a quienes enviamos nuestras más sinceras condolencias. Descanse en paz.

error: ¡¡El contenido está protegido !!