NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / ‘No los defraudaré’, afirma Silis, quien vende tamales al tiempo que se prepara
‘No los defraudaré’, afirma Silis, quien vende tamales al tiempo que se prepara

‘No los defraudaré’, afirma Silis, quien vende tamales al tiempo que se prepara

* Su meta, presentarse en la Temporada Grande de la México 

El matador de toros Juan Luis Silis está decidido a relanzar su carrera, pues aunque actualmente hace frente a la crisis económica que atraviesa el país debido al coronavirus atendiendo un puesto de tamales por los rumbos de Congreso de la Unión, tiene la ilusión ‘de salir de pobre para comprarle a mi familia una casa, no quiero que pasen carencias como yo’.

Aclara el diestro del barrio de Santa Anita que: ‘Jamás me avergonzaré de mis orígenes. Soy de cuna humilde, pero eso no es obstáculo para pensar en grande y quererle dar a mi familia una mejor vida’.

Apoderado por Fernando Rosique, el torero iztacalquense ha sumado fechas y participaciones en tentaderos. Tiene una meta definida y es ganarse su inclusión en la próxima Temporada Grande de la Plaza México.

Recién, en el municipio de Amealco, Querétaro, en la prestigiada ganadería de Magdalena González, casa de la divisa en verde olivo y rojo, propiedad de Javier Iturbe González, tuvo oportunidad de tentar en compañía del diestro Manuel González ‘Montoyita’.

Probaron en total la bravura de cinco estupendas vaquillas, de buen estilo al embestir al engaño lo que le permitió a los matadores de toros participantes recrearse en su propuesta.

 

OFICIO Y PODER

A Juan Luis, tras haber tentado en varias dehesas, de matar toros a puerta cerrada, de torear en cosos de Perú, de abrir el actual serial de Texcoco y de actuar en un festival benéfico en el cortijo mexiquense ‘Los Ibelles, le tocaron tres de las buenas becerras, mismas con las que pulió ese innegable oficio y poder que tiene en su muleta, además de desarrollar su tan estudiada técnica para plasmar en el ruedo faenas de gran contenido y variedad, plenas de temple, dimensión y buen trazo.

Durante las labores camperas auxiliaron los matadores de toros José Luis Herros y Luis Gallardo, además de que al novillero colombiano Juan Gómez ‘Dinastía’ se le dieron las llamadas ‘tres’ en algunas de las vacas, estando también presente el reconocido picador de toros Carlos Ibarra.

 

SINCERO

El torero de Iztacalco, quien estuvo a las puertas de la muerte tras grave cornada en el cuello, que sufrió en Pachuca en octubre de 2013, guarda un afecto muy especial a su apoderado.

Luego de la cornada que le lesionó la arteria carótida, además de que comprometió seriamente su visión en el ojo izquierdo, confiesa que tras recuperarse de aquel percance una empresa ‘me prometió el sol, la luna y las estrellas para representarme. Sobre ese tema platiqué con mi apoderado y no encontré reparos. Sin embargo, la situación se tergiversó en los medios de comunicación y pensaron que había sido chueco con mi apoderado, pero no fue así. La empresa incumplió todo lo que me prometió y pude regresar con mi representante que es una persona fuera de serie’.

‘Creo que sin su apoyo sería prácticamente imposible poder relanzar mi carrera. Mi apoderado ha tocado todas las puertas y éstas se están abriendo. No lo voy a defraudar a él ni a las personas que en las buenas y en las malas han estado conmigo’, concluyó el último alumno del desaparecido ‘Torero-Charro’, Mariano Ramos Narváez.

error: ¡¡El contenido está protegido !!