Orejas al poder de “Zotoluco” y al arte de “Morante” (*FOTOS*)

 

Por MARY PAZ GONZÁLEZ

AGUASCALIENTES.- Decía el célebre “Califa de León”, don Rodolfo Gaona, que para torear se deben tener “entendederas”, lo cual tuvimos la fortuna de comprobar este domingo 24 de abril, en la que fue cuarta corrida de la Feria Nacional de San Marcos 2016 y ante casi tres cuartos de entrada en el coso Monumental de la ciudad de Aguascalientes en tarde soleada y cielo despejado, gracias a la sólida y más que reconocida tauromaquia del maestro mexiqueño Eulalio López “Zotoluco”, además del arrebato y el luminoso arte del espada andaluz José Antonio “Morante de la Puebla”. Ambos cortaron una oreja cada uno, obteniéndola el primero de ellos en el segundo astado de lote, el del adiós a la afición de Aguascalientes y, el otro, en un ejemplar de regalo.

Al tercer alternante, el irapuatense Diego Silveti, se le vio más dispuesto pero sin poder redondear, además de terminar lesionado del tobillo derecho pero por ganas no quedó.

El encierro de los Sucesores de Teófilo Gómez, de buena presencia, fue soso y descastado, siendo los más toreables el primero y el cuarto gracias al inigualable oficio y técnica de “Zotoluco”, además del sexto y el séptimo de regalo.

Ya entrados en las incidencias de la corrida, por principio de cuentas ha sido verdaderamente significativo el cariño con que fue recibido EULALIO LÓPEZ “ZOTOLUCO” por el público. Sin duda, algo motivante para el desarrollo magisterial que estaba por iniciar el diestro de Azcapotzalco. Sus dos faenas tuvieron el mérito de que el mismo torero las armo en un par de ejemplares que ofrecían mucha garantía. De ahí que ambos trasteos fueran modelo para chavales que quieren ser toreros. Se le pudo apreciar desde la suavidad de su toreo hasta lo recio y enrazado de su quehacer en el ruedo pasando por el poder, el señorío y la elegancia en todos y cada uno de los trazos que tiró “Zotoluco” en la arena aquicalidense, provocando con ello el delirio en la concurrencia y el que le sonaran “Pelea de Gallos” y las sentimentales “Golondrinas”. Derechazos, naturales, en redondo, adornos y toda la gama del toreo “zotoluquesco” prendió la llama de la emoción y así, tras ser aplaudido en su primero, en su segundo, llamado “Eres”, el del adiós, fue donde surgieron los gritos de ¡torero! en honor a su toreo mandón, de figura del toreo y para al final cortar una más que valiosa oreja no a su faena sino a su esmerada, luchona, sabia y torera trayectoria de casi 30 años de alternativa. Se va “Zotoluco”, el último diestro con la capacidad de saber entender a los toros.

De manera contrastante se pudo admirar el toreo fino, quintaesenciado y churrigueresco del sin igual espada sevillano JOSÉ ANTONIO “MORANTE DE LA PUEBLA”, quien nos ha regalado, debido a su más que evidente disposición y actitud durante toda la tarde noche del festejo, tres faenas salpicadas de belleza en sus lances de capote y muletazos de ensueño. Tres trasteos que terminaron por definirse, luego de que en su primero dividiera los criterios y de que en su segundo recibiera una gran ovación después de un aviso, en un quehacer en un burel de regalo, al que le bordó con variedad el toreo de capa y ya con la sarga apoderarse de los corazones ardientes de los aficionados en una obra que si bien no tuvo ligazón sí estuvo llena de detalles de inmenso valor artístico, haciendo recordar lo que se expone en la obra de don José Bergamín, en el “Arte del Birlibirloque”, es decir la magia del toreo a través de la extensa tauromaquia del diestro de la Puebla del Río, inspiración, solvencia, arrebato y hasta el despeine hubo de vivir “Morante” en una labor plena de contenido mágico, abelmontado y de mucho empaque torero. Atinó a matar tras un pinchazo en ese astado de regalo, llamado “Rechi”, para que la gente entregada a su toreo le solicitara una oreja que le fue bien concedida.

Y el tercero en el cartel, DIEGO SILVETI, tras ser arrollado en su primero al intentar recibirlo en los medios, cerca del tercio, frente a la puerta de toriles, con una larga cambiada de rodillas, sufriendo la lesión en el tobillo derecho, anduvo más que dispuesto y con ganas de agradar pero no acabó por abrochar su quehacer. Y en su segundo, ya con vendaje especial en el tobillo afectado, Diego estuvo cerca de cuajar la faena pero la pronta sosería de su astado no se lo permitió, quedando todo en aplausos.

FICHA: AGUASCALIENTES, Aguascalientes. Cuarta corrida de la Feria Nacional de San Marcos. Coso Monumental. Entrada: Casi tres cuartos en tarde calurosa y cielo despejado. Siete toros, uno de ellos de regalo, de los Sucesores de Teófilo Gómez, sosos y descastados, siendo los que más se dejaron torear el primero y el cuarto gracias a su lidiador, el sexto y el séptimo. Eulalio López “Zotoluco”, quien dijo adiós a la afición aquicalidense: Al tercio y una oreja. El sevillano José Antonio “Morante de la Puebla”: división, gran ovación tras un aviso y una oreja en el de obsequio. Diego Silveti: Silencio y palmas, resultando lesionado del tobillo derecho. Los banderilleros Christian Sánchez y Gustavo Campos se desmonteraron, respectivamente, en el cuarto y séptimo toros.

 AHORA, VIENE LA QUINTA CORRIDA

La Feria Nacional de San Marcos en su parte taurina ya ha tomado un estupendo nivel y es de esperarse que ahora este lunes 25 de abril, día fuerte de la verbena sanmarqueña, a partir de las 18:00 horas, se dé el primer lleno del serial mayor.

Como se sabe, en el cartel están puestos en mano a mano el madrileño Julián López “El Juli” y el anfitrión Joselito Adame para lidiar un encierro de la dehesa queretana de Los Encinos. Hay un ambientazo para este festejo.

Fotos Luis Jaime Santos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.