NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / Orejas para López, Gutiérrez y Castro, en San Francisco de los Romo
Orejas para López, Gutiérrez y Castro, en San Francisco de los Romo

Orejas para López, Gutiérrez y Castro, en San Francisco de los Romo

Por MIGUEL ÁNGEL BOLIO/ Fotos de EFRÉN GONZÁLEZ

SAN FRANCISCO DE LOS ROMO, Aguascalientes. 30 de septiembre.- De manera positiva se espantaron todos los fantasmas en torno a la suerte taurina del coso de san Francisco de los Romo, al celebrarse una corrida mixta en la que resultaron triunfadores los diestros, cada uno dentro de su estilo, Alejandro López, Nicolás Gutiérrez y Javier Castro, al hacerse cada uno de una oreja.

Su alternante, el sudamericano Tomás Martínez evidenció que está poco toreado, por la que la suerte no le sonrió. Abrió el festejo el aspirante a novillero Jorge Alejandro Esparza, a quien le aconsejamos preocuparse por torear más y olvidarse de las posturitas.

Ante un lleno apretado, el coso charro-taurino “Profesor J. Refugio Lara Rodríguez”, en tarde fresca y de agradable clima, se lidiaron cuatro astados de muy justa presentación de Medina Ibarra, siendo buenos los tres primeros y el último terminó soseando. Y un novillo de Rosas Viejas, estupendo, que merecía mejor suerte y que inexplicablemente el juez de plaza Roberto Ramírez “El Oriental”, le pasó totalmente de noche y no premió las excelentes cualidades del novillo.

En el primer ejemplar de nombre “Renacer” de la ganadería titular de Medina Ibarra, que le tocó a Alejandro López, se dejó ver voluntarioso con el capote en lances a la verónica y el intento de un quite variado. Con la muleta, tras brindarle el toro a la casa ganadera de Medina Ibarra, a un ejemplar de buen estilo, le realizó una faena por ambos lados entre altibajos, pero que mató de manera soberbia con un estoconazo, lo que le valió cortar una oreja.

En su turno, el caraqueño Tomás Martínez, nada hizo con el capote. En el tercio de varas, Guillermo Cobos dejó un estupendo puyazo, lo que le valió una gran ovación en el tercio. Martínez brindó su faena de muleta al matador Gerardo Adame y ya con la franela dejó evidencia de su falta de sitio. Anduvo a la deriva, sin plan, desconfiado y sin determinación con un buen astado. Terminó de pinchazo y estocada perpendicular, caída y delantera, además de un descabello, para que el medinaibarreño doblara solo. Finalmente, el torero de Venezuela escuchó algunas palmas de aliento.

Nicolás Gutiérrez, a quien había mucho interés por ver, de entrada, tuvo que apechugar con que su astado, de nombre “Nueva vida”, al bajar del cajón del camión se estrellara y se fracturara desde la cepa el pitón derecho y como en este tipo de festejos no hay toro de reserva, ante una injustificada protesta del público, tuvo que lidiarlo estando empeñoso con el capote y a pesar de las circunstancias tuvo la inteligencia y el oficio para realizar una faena meritoria por ambos pitones. Nos imaginamos que otra cosa hubiera sido si la faena se diera en condiciones normales. Aún así, se le vio muy bien a Nicolás, quien terminó su labor de estocada, ligeramente delantera y perpendicular, para que le fuera concedida una más que merecida oreja.

Y en el que cerró plaza, llamado “Gracias a la vida”, Javier Castro lanceó a la verónica con buen gusto y con la muleta, luego de iniciar doblándose, realizó una faena variada y torera, que fue de menos a más, por ambos lados, con pasajes de buen toreo. El astado terminó soseando y Javier cerró su trasteo con manoletinas y ayudados por alto, concluyendo de pinchazo y estocada honda y desprendida, siéndole concedido un apéndice

Por cierto, antes de comenzar la corrida, se le echó un novillo extraordinario de la dehesa jalisciense de Rosas Viejas, al que inexplicablemente el temeroso juez de plaza Roberto Ramírez “El Oriental” ni siquiera le ordenó un arrastre lento cuando merecía la vuelta al ruedo a sus restos. El estupendo y noble ejemplar del Rancho del Correo, llevó por nombre “Padrino” marcado con el número 769 y con 420 kilos de peso, al que el incipiente novillero Jorge Alejandro Esparza lo toreó por momentos bien, pero siempre estando por debajo de las condiciones del astado, además el chaval, que es muy “pagadito” de si, abusa de las “posturitas”, debería preocuparse por torear más. Cubrió los tres tercios de manera regular y terminó acertando con la espada hasta el cuarto viaje, para al final tener una anodina salida al tercio.

Ficha técnica

Lugar: San Francisco de los Romo, Aguascalientes.

Evento: Corrida mixta de la feria de San Francisco de Asís.

Plaza: Coso charro-taurino “Profesor J. Refugio Lara Rodríguez”. Entrada: Lleno apretado en tarde fresca.

Toros: Cuatro astados de Medina Ibarra siendo tres buenos y el último regular. Y un novillo muy bueno que le pasó de noche al juez de plaza.

Cartel: Alejandro López: una oreja. El venezolano Tomás Martínez: palmas. Nicolás Gutiérrez: una oreja. Javier Castro: una oreja. Abrió el festejo el aspirante a novillero Jorge Alejandro Esparza: al tercio.