NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / PLAZA MÉXICO: Quite de sobresaliente Campero polariza la atención
PLAZA MÉXICO: Quite de sobresaliente Campero polariza la atención

PLAZA MÉXICO: Quite de sobresaliente Campero polariza la atención

*Foto de Ángel Sainos

El matador de toros capitalino Paulo Campero salió de sobresaliente en el festejo de rejoneadores celebrado en la Plaza México. Parecía que como muchos otros toreros que visten de luces para acompañar a los caballistas se iría de vacío por no poderse poner delante de la cara del de ‘negro’.

Sin embargo, en un gran gesto del caballista colombiano Andrés Rozo pudo hacer un quite que le redituó en muy fuertes ovaciones.

Sin pensarlo dos veces, Campero salió decidido. Fue en el terreno de tablas, justo frente a la puerta de toriles, donde se plantó muy firme, con gran decisión. Sabía que era ‘ahora o nunca’. Por un momento hizo recordar a los toreros de antes por la manera tan angustiosa y emocionante que se plantó. Más quieto que un poste trazó un par de caleserinas que calentaron el ambiente.  El público le coreó con gran fuerza. Remató su serie con media verónica rodillas en tierra.

Fue un breve momento que quedará guardado en la memoria y el corazón del público.

La empresa de la México requiere diestros bravos, que le salgan al toro grande y cornalón, y no a los toros anovillados y bobalicones. Ahí tienen un torero.

Campero tiene tanta hambre de triunfo que si le echan al diablo le hace la faena. Es de los pocos que hoy día recorren la legua en busca de un pitón.

Con esa fugaz participación, Campero hizo evocar a los aún románticos del toreo al gran ‘Luis Ortega’ y no dude usted, que ahí, perdido en el callejón habrá estado ‘Pancho Camioneto’.