NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Resultados de festejos / PLAZA MÉXICO: Tarde cumbre de Ferrera, con toro de La Joya que fue indultado (*Fotos*)
PLAZA MÉXICO: Tarde cumbre de Ferrera, con toro de La Joya que fue indultado (*Fotos*)

PLAZA MÉXICO: Tarde cumbre de Ferrera, con toro de La Joya que fue indultado (*Fotos*)

*Fotos de Angel Sainos

Cuando se conjugan un toro bravo y un torero con  mucho corazón, el resultado es una faena emocionante, estrujante y llena de intensos sentimientos. Eso es lo que se vivió en el ruedo de la Plaza México, donde el diestro balear Antonio Ferrera firmó una actuación inspirada con ‘Tocayo’, gran burel de La Joya, que a la postre merecería el alto honor del indulto.

Cuajó Ferrera un trasteo de altos vuelos que le valió para ganar el Estoque de Oro en disputa, a beneficio de la Asociación de Matadores.

El burel tenía gran codicia y mucha transmisión. Antonio ‘destapó el frasco de las esencias’ y se dio a torear como si no tuviera cuerpo, como si no tuviera enfrente un toro bravo dispuesto a matarlo. Ferrera estaba en éxtasis. Su tauromaquia es la mezcla perfecta de la técnica española con el sentimiento mexicano. Cada uno de sus trazos tienen un sello muy personal. Atesora la gran virtud de romper con la monotonía que suele privar en la tauromaquia actual.

Ferrera se consagró en el corazón de la afición. Pegó muletazos clásicos y templados; trazó también pases heterodoxos con aroma a toreo antiguo.

Poco a poco, la plaza comenzó a blanquearse de pañuelos hasta que el juez en turno otorgó el perdón a la vida del bravo ‘Tocayo’ de la Joya, burel herrado con el número 210 y 498 kilogramos.

Al mismo tiempo los aficionados, que hicieron una buena entrada, y el diestro español explotaron de júbilo, no era para menos. La gran faena que pergeñó es de esas que generan afición y que se quedan guardadas, por siempre, en la mente y el corazón de los aficionados.

GRAN TARDE

El festejo resultó interesante de principio a fin, porque los seis toreros anunciados salieron a pelearse las palmas.

Abrió plaza Enrique Ponce, cuyo toro de Julián Hamdan se inutilizó y fue sustituido por uno de La Joya con el que saludó desde el tercio.

‘Morante de la Puebla’, con uno de Bernaldo de Quirós, un aviso.

José Mauricio ratificó su buen paso y le cortó una oreja a un burel de Xajay.

Joselito Adame, con el oficio y experiencia que atesora, desorejó un burel de Reyes Huerta.

Cerró plaza Luis David, quien se hizo ovacionar con un ejemplar de Las Huertas.

Al término del festejo Antonio Ferrera recibió el codiciado Estoque de Oro y salió a hombros en compañía de Adame.

Tras finalizar el paseíllo se rindió un emotivo homenaje al gran subalterno en retiro Juan Vázquez.

Gracias a la apasionada entrega de los toreros fue una tarde dorada.