NOTICIAS DESTACADAS
Inicio / Noticias / Póstuma ovación a José Julián Llaguno
Póstuma ovación a José Julián Llaguno

Póstuma ovación a José Julián Llaguno

Durante la reciente LXXX asamblea anual de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) que se llevó a cabo en Tijuana, Baja California, se comenta que se rindió un minuto de aplausos en memoria de uno de los grandes criadores de toros de lidia en México, a don José Julián Llaguno Ibargüengoytia.

La respetuosa pero emotiva ovación brindada por los presentes con la cabeza inclinada fue un homenaje póstumo al reconocido ganadero fallecido el pasado mes de febrero a la edad de 90 años.

Don José Julián, nacido el 29 de diciembre de 1925, heredó de su padre don Julián Llaguno González, fundador de la famosa divisa zacatecana de Torrecilla, el amor por la crianza del toro de lidia. A la muerte de su padre, en 1956, en la fracción que le correspondió, José Julián Llaguno fundó con vacas y sementales de la propia dehesa de Torrecilla el hierro que lleva su nombre y del estuvo al frente durante 60 años.

Esta ganadería debutó en El Toreo de Cuatro Caminos, en Naucalpan, Estado de México, el 23 de febrero de 1958, con seis toros para los diestros Antonio Velázquez, Anselmo Liceaga y Joselito Huerta.

Ese mismo año, Joselito Huerta obtuvo cuatro orejas y un rabo de astados de esa ganadería en Ciudad Juárez, Chihuahua. El llamado “León de Tetela” además cortó otro rabo al toro que le correspondió en la corrida de la “Oreja de Oro”. En esa misma plaza, al año siguiente, Alfonso Ramírez “El Calesero” se llevó los máximos trofeos del cuarto de la tarde.

José Julián Llaguno se presentó en la Monumental Plaza México el 22 de mayo de 1960 con un encierro de toros para Luis Procuna, el lusitano Manolo dos Santos y Guillermo Carvajal.

El domingo 29 de noviembre de 1992 en la capital del país lidió un encierro de cinqueños, aplaudido por su presentación al que luego premiaron como el mejor de esa temporada, en un mano a mano entre José Mari Manzanares y Mariano Ramos, quien ´por cierto toreó magistralmente a “Campero”, galardonado como el mejor toro. Ese día el ganadero fue paseado en hombros al terminar la corrida.

En 1997 agregó 11 vacas españolas de Jandilla así como semen ibérico de Juan Pedro Domecq, Jandilla y Torrestrella. Actualmente su hijo José Miguel Llaguno Gurza es el continuador de esta importante dinastía de ganaderos mexicanos que tienen más de un siglo en la Fiesta Brava de nuestro país.

Don José Julián Llaguno Ibargüengoytia fue presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia en los periodos de 1987-1990 y 1995-1998. Así como haber sido consejero vitalicio en la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.